domingo, 21 de diciembre de 2014

Feliz Navidad y Pr√≥spero a√Īo 2017.


Bienvenidos a la Semana Fantástica del Recorte Inglés:
15 de Diciembre 2014 - Hostiazo al PP. Incontables imputados ya...
16 de Diciembre 2014 - Hostiazo a los Pujol. Seis de los siete hijos acaban imputados.
18 de Diciembre 2014 - Hostiazo al expresidente de Bancaja —> Fianza de 138 millones de euros, a pagar en 10 d√≠as.
19 de Diciembre 2014 - Hostiazo a Camps por el tema de las adjudicaciones en la llegada de la Fórmula 1 en Valencia.
¿De——-qu√©——-cojones——-vamos——-en——-este——-pa√≠s——-de——-pandereta?
¿En qu√© momento nos han visto la cara de gilipollas?¿Se pensaban que realmente la gente segu√≠a siendo analfabeta (aunque por desgracia alguno queda)? Por suerte, hemos ido evolucionando todos hacia el siglo XXI mientras ellos se han quedado en el XX. Piensan que todo es igual en las dos Castillas, Extremadura, Andaluc√≠a o Galicia… Y no se dan cuenta de que la Espa√Īa rural a la que miraban por encima del hombro ya apenas est√° exhalando sus √ļltimos suspiros. Han decidido huir hacia adelante y mirarnos por encima del hombro a todos. Craso error. Est√°n tan ciegos que no han visto que la 2¬™ y 3¬™ generaci√≥n democr√°tica de los pueblos de la Espa√Īa profunda y no tan profunda se gastaron los ahorros en mandar a sus hijos a la capital de provincia a estudiar, y por eso hoy toda la competencia profesional que tenemos est√° plagada de gente de origen humilde con conocimientos en materias tan diversas y troncales como ingenier√≠a, arquitectura, justicia, medicina, ciencia, etc… Aut√©nticas eminencias que dan valor a la implicaci√≥n econ√≥mica de sus padres y/o abuelos, y que se han percatado de que el caracter√≠stico olor a abono tanta nostalgia les provoca a ellos no estaba llegando a sus pisos o apartamentos en Madrid, Barcelona, Sevilla o Valencia. La mierda les rodeaba literalmente. 
Es una aut√©ntica verg√ľenza que el peque√Īo Nicol√°s ocupe cientos de minutos en las televisiones, p√ļblicas y privadas, cuando lo que realmente deber√≠an hacer es hablar de por qu√© demonios los congresistas y senadores no se sientan a arreglar el m√©todo para que la impunidad de todos los que se est√°n meando de la risa en nuestra cara se vea reflejada de alguna manera en la prestancia ante la Justicia de todos ellos. El partido del gobierno quiz√° no se ha dado cuenta de que s√≥lo as√≠ puede que recupere un po-qui-to la credibilidad que cada d√≠a que pasa se deteriora m√°s y m√°s. Rajoy tiene que considerar que un cambio de amigos no le ven√≠a mal, pero claro, eso es mucho pedir para alguien que no es capaz de comprobar que lo que pasa en la calle es completamente lo contrario a lo que le dicen que diga que pasa. Se√Īor Mariano, no se puede hacer una regeneraci√≥n si se siguen aprovechando de su situaci√≥n para hacer tropel√≠as de todo tipo.

Hoy ya tenemos claro que la mayor√≠a absoluta que les ampara nos va a costar demasiado. De momento, y ojal√° me equivoque, ser√°n 11 meses de calvario hasta las generales. Luego otros 4 (√≥ 5) meses de negociaciones para ver qui√©n y c√≥mo gobierna. Y por √ļltimo, otro trimestre para enfilar las soluciones para desempobrecer la sociedad, y por lo menos otros seis meses para poder trasladarlo al terreno de juego y empezar a ver de verdad brotes verdes. Con todo esto, por si no el estimado lector no ha ido sumando, tenemos que: 11 + 4 + 3 + 6 = 24 meses. Otros dos a√Īos, se√Īoras y se√Īores. No vamos a poder ver algo en claro hasta Diciembre de 2016, as√≠ que abr√≥chense los cinturones y que Higgs reparta suerte para que realmente el 25 de diciembre de 2016 podamos decir a los nuestros “Feliz Navidad y Pr√≥spero a√Īo 2017”.

viernes, 12 de diciembre de 2014

Amor de azar.


Cuidado con lo que escribes,
la Policia te ronda
y preparando la honda,
la usar√° si te decides.

Hay una gran diferencia
entre pensar y escribir.
Obligados a discernir,
para hablar de la indecencia.

El desprop√≥sito escucha…
esperando su momento,
sin saber si es uno -o un ciento-
poniéndoles la capucha.

No voy a ser yo quién siembre,
pues nos queda un rato a√ļn.
La mordaza ir√° a un ba√ļl,
a finales de noviembre.

La famosa Ley Mordaza
circunscrita en el lenguaje,
jugando con el paisaje.
Amordazar, amor de azar.

Se√Īoras y se√Īores, la Ley Mordaza ya ha sido aprobada. Una incongruencia tan grande y retr√≥grada como las sandeces que sueltan d√≠a s√≠ y d√≠a tambi√©n los voceros charlatanes del Partido Popular. Desvar√≠os de todo tipo con el √ļnico objetivo de que (al menos eso pienso yo) se hable de ellos y no de la ca√≥tica situaci√≥n del partido de puertas para adentro: dimisiones varias e imputaciones por cientos. La desafortunada y m√≠sera pregunta de Sergio Mart√≠n (Canal 24h) a Pablo Iglesias, las declaraciones de Ignacio Gonz√°lez afirmando que el verdadero problema no es la desnutrici√≥n sino la malnutrici√≥n… vamos, que los ni√Īos est√°n obesos, las del Ministro de Interior contra los jueces -que ya han pedido su dimisi√≥n-, Esperanza Aguirre diciendo que los de Podemos hacen uso privado de lo p√ļblico, o la √ļltima de las pazguatadas de Mariano y su particular Escopeta Nacional “… algo bueno tendr√° Espa√Īa cuando gente de todo el mundo ahorra durante todo el a√Īo para venir a vernos.” ¿Pero c√≥mo se puede ser tan necio de pensar eso? A veces pienso que se r√≠en de todos nosotros y que en sus banquetes y caterings se descojonan de la risa cuando lo recuerdan como hacemos nosotros en las cenas de Navidad de empresa, o reuniones familiares varias. A lo mejor deb√≠an contemplar algo que sancionase las imbecilidades que salen de sus bocas en lugar de las de la gente harta de ellas.
Con jueces inhabilitados en el momento en el que se meten con qui√©n no deben, me deprime pensar que todav√≠a nos queda un a√Īo hasta que tumbemos entre todos la mayor√≠a absoluta para que se empiecen a tomar decisiones consensuadas que hace no mucho tiempo llam√°bamos democr√°ticas y que hoy ya no pueden catalogarse as√≠. Pero me alegra el √°nimo que poco a poco vayan cayendo todos esos Ratos, B√°rcenas, Matas, Fabras, etc… Lo de menos ser√°n las multas que nos metan por decir lo que nos salga de los pendientes. Al fin y al cabo, lo √ļnico que tenemos que sacar en claro no es si votar a la derecha o a la izquierda, sino lo da√Īino que es un Gobierno de mayor√≠as absolutas que hagan y deshagan seg√ļn les convengan de la manera m√°s maquiav√©lica imaginable para expoliar lo p√ļblico en beneficio propio.

Estar√≠a bien reconstruir esta mierda pinchada en un palo sobre la que paseamos para que la gente que no pueda pagar su vivienda no salte por el balc√≥n cuando vayan a desahuciarles, porque todo es reparable menos la muerte. Es trist√≠simo que tengamos que o√≠r con cara de tontos c√≥mo esos hijos de p*** justifican los desahucios por el bien com√ļn de la econom√≠a. No dejemos al azar la voluntad de amordazar. Amor de azar.

viernes, 5 de diciembre de 2014

Y Luis sacar√° su fusil.


MADRID. C/G√©nova, 13. Apenas ha amanecido en la g√©lida capital. Los cimientos del edificio remodelado con dinero negro como el alma de sus habitadores se tambalean. Mariano, mascando tabaco, entra con cara de pocos amigos. Piensa comenzar a hablar a los all√≠ presentes pero se da cuenta de que bastante mal se le entiende cuando habla ya de por s√≠, como para hacerlo mascando tabaco. Lo escupe. Ahora s√≠, se dirige a todos en tono malote. 
- Tenemosh que hablar. A lash nueve en mi deshpacho.
Nadie dice nada. Mariano sigue con paso firme hasta su despacho echando de menos el tabaco. Nada m√°s entrar, cierra la puerta y se apoya exhausto de espaldas sobre ella dej√°ndose caer hasta quedar sentado como cualquier perroflauta en el 15M, con los codos sobre las rodillas. Con la cabeza apoyada en los antebrazos comienza a llorar y balbucear “¿por qu√©?¿por qu√© Josemari me engatus√≥ de aquella manera?”. Pod√≠a haber seguido chupando de la piragua otros 15 a√Īos sin m√°s responsabilidades que las que le diese la gana tomar, sin dar explicaciones a nadie. Sin embargo, Josemari, el abdominator del siglo XXI, le hab√≠a convencido para continuar con su legado. La gloria eterna. Se la col√≥. De seguro no habr√≠a aceptado el cargo si hubiera sabido que de ello depender√≠an amistades como la que le un√≠a con B√°rcenas, Ca√Īete, Ruiz-Gallard√≥n, Mato, Rato, etc… Gente a la que jam√°s se hubiera atrevido a “no-nombrar” porque eran sus amigos. 
Cabizbajo, una l√°grima resbalaba por su mejilla y su gemela ca√≠a en la parte interior de las gafas. Negaba con la cabeza gacha. No entend√≠a como aquel fat√≠dico d√≠a en el que neg√≥ la mayor y sali√≥ airoso de la visita a la Costa da Morte, comenz√≥ una escalada hacia el poder que acabar√≠a como un reguero de petr√≥leo en el oc√©ano repartido por todos y cada uno de los ministerios de su gobierno apenas una d√©cada despu√©s. √Čl sab√≠a que exist√≠a la caja B. Sab√≠a lo que se hab√≠a hecho en la Comunidad Valencia, y en Galicia, y en Mallorca, y en Madrid. Y sab√≠a que alg√ļn podr√≠an descubrirlo, pero no pensaba que iba a desenterrarse todo a la vez. Tener que dar la cara d√≠a s√≠ y d√≠a tambi√©n le ha acabado obligando a hacer uso de su mayor√≠a absoluta para pactar las preguntas con medios afines al partido en las ruedas de prensa, y responder desde un plasma. Lo nunca visto.

Acongojado, se levanta mientras en su cabeza le martilleaba el “Sweet child of mine” de los Guns N´Roses que Josemari sol√≠a cantarle por lo bajini durante las vacas gordas… A la vez que se acerca a la mesa, un WhatsApp al que no hace caso le hace vibrar el interior de la americana. All√≠ tiene la foto de grupo del primer G20 al que asisti√≥, es su √ļnico recuerdo de aquella cumbre… bueno, ese y su charla con James Cameron “It is very difficult… todo esto”. Se propuso aprender alg√ļn d√≠a pero con tanto l√≠o en la agenda no hab√≠a sido capaz de sacar tiempo. Ni siquiera entre viaje y viaje a Catalu√Īa. Es pronto, pero ya se oyen sirenas en el exterior. Recuerda apesadumbrado los buenos momentos como aquel apret√≥n de manos  con Obama mientras se sienta y saca el m√≥vil con la incertidumbre del “¿Qui√©n ser√°?”. De repente, la puerta se abre sin que nadie llame antes. Una cohorte de los cuerpos especiales irrumpen en el despacho sin mediar palabra, mientras √©l solo acierta a echar un vistazo al tel√©fono que ten√≠a en la mano. Un mensaje escueto pero implacable. “S√© fuerte, Mariano”. 

domingo, 30 de noviembre de 2014

Injusta ceguera.

La dimisi√≥n de Ana Mato ha marcado la actualidad de esta semana por lo impensable que parec√≠a. Ha tenido que ser un auto, y no precisamente su Jaguar, relacion√°ndole con la G√ľrtel lo que ha acabado en dimisi√≥n forzada. Seg√ļn dicen, Rajoy profesa tanto afecto a la dimitida que no ha sido capaz m√°s que de hacerla dimitir como ministra, dejando en manos de la cesada el dejar el cargo de diputada. Es algo que a los dem√°s mortales nos parece cuando menos extra√Īo, pero que fuera de nuestras fronteras se antoja como una marcianada o Marianada m√°s de tantas que hacemos al sur de los Pirineos de un tiempo a esta parte. En cualquier pa√≠s con dos dedos de frente deber√≠amos ver una fulminante rescisi√≥n de la vida pol√≠tica de la anaranjada exministra. A todos los efectos. A todos los niveles. Aqu√≠ no. Aqu√≠ nos llevamos las manos a la cabeza, pero un ratito s√≥lo. Lo justo entre partido y partido del Madrid o el Bar√ßa. O ni eso. La putrefacci√≥n del resto del frutero hace que la atenci√≥n se disperse tanto que no veamos obviedades como esa. 
La Justicia se ha quitado la venda de los ojos de la que tanto presum√≠an los pol√≠ticos para juzgar a todos por igual cuando sab√≠an de sobra que la realidad era bien distinta y se les est√° desmontando el tenderete. Por el camino han ca√≠do -desafortunadamente- Garzones y Elpidios, pero al menos ya se atisba un halo de mano dura a pesar del desbordamiento al que est√°n sometidos los jueces con hasta 60 causas pendientes de dirimir por culpa de toda la cuadrilla de corruptos que han campado a sus anchas durante los √ļltimos 30 a√Īos. Por fin se ha o√≠do a un juez decir que se averg√ľenza de que esta chusma represente a los espa√Īoles en Bruselas cuando no saben ni siquiera hablar en p√ļblico. Por fin se ha o√≠do a un juez echar el freno a alg√ļn que otro listo que quer√≠a seguir meando fuera del tiesto. Una muy buena noticia para todos los cumplidores con hacienda y con la buena praxis. Es probable que no veamos ni un euro de lo que todos estos Adanes y Evas se han llevado a los para√≠sos fiscales, as√≠ que el √ļnico parecido con la Biblia deber√≠a ser conseguir que entrasen en el trullo s√≥lo con el taparrabos. Con una mano delante y otra detr√°s, entre otras cosas, para que los que est√©n dentro les den la bienvenida al puto infierno. Me comentan que a la Pantoja ya le han metido unos cuantos tirones de pelo en la c√°rcel para marcar el territorio. 
Nos guste o no, todo esto no hubiera sido posible sin la presi√≥n que los medios han ejercido y que tan de moda est√° ahora. Resulta que hay tanta informaci√≥n como ca√Īa est√°n metiendo, el Gobierno est√° m√°s enfadado que nunca… m√°s a√ļn despu√©s de ver las √ļltimas encuestas sobre intenci√≥n directa de voto. La cualidad principal de la prensa es hacer periodismo, no ser mamporreros de las restricciones de tal o cual partido. El √ļltimo ejemplo de rebeli√≥n ha sido el plante de los trabajadores de la televisi√≥n p√ļblica. Un paro que tiene una lectura mucho m√°s profunda de lo que podamos pensar. Ha sido un pu√Īetazo en la mesa m√°s gordo de lo que los propios interesados piensan. El nombramiento del nuevo director, y los √ļltimos incomprensibles despidos han hecho estallar las conciencias de todos los compa√Īeros.
Creo que debemos agradecer a los jueces ese paso hacia la cordura democr√°tica, pero tambi√©n ser conscientes de que los principales medios de comunicaci√≥n le han dado esa vuelta de tuerca que necesit√°bamos. Que si hay que hablar de corruptos, se hable. Sin importar el partido al que se azote. Y que si hay que sacar esc√°ndalos, se saquen. Por muy alta alcurnia a la que averg√ľencen. Que bastante tenemos ya con la putrefacci√≥n de los estamentos p√ļblicos como para no poder criticarlos m√°s que en los bares. Ese es el baremo perfecto: las tascas. Ah√≠ la gente lo dice todo muy clarito: “Son todos unos hijos de puta ladrones”, “¿Qu√© m√°s pueden necesitar para hacer esas cosas?”, “Ojal√° les metan a todos al maco?”, “Deber√≠an restaurar la pena de muerte…” y un largo etc√©tera de lindezas que todos conocemos.

Con todo lo que -seg√ļn dicen- est√° por venir, solamente puedo dar la bienvenida a la Justicia y al Periodismo. A ver si entre ambos nivelan la balanza…

s√°bado, 22 de noviembre de 2014

Isabel III, la Inminente.

Mientras su hijo se desga√Īita en las redes por lo que ha sido -seg√ļn √©l- un atropello (mayor incluso que el de Esperanza), la justicia ha ense√Īado los dientes a la Pantoja cuando ha notado que se hac√≠a la remolona en su actitud ya que parece que a ella no le gusta que le jodan ense√Ī√°ndoselos. Un √≥rdago de tres d√≠as. La palabra “inminente” ha sido maltratada por los medios hasta el desprestigio, y hasta que la fortaleza de una mujer luchadora… ejem-ejem…  ha sucumbido. En el camino quedan rid√≠culas pataletas, siempre legales, o un crowdfunding memorable por lo pat√©tico pidiendo dinero a sus fans, que retrasase lo que al final ha sido inevitable. Lo peor de ese universo paralelo en el que viven los famosos de la Espa√Īa rancia de la copla, los toros y el flamenco no es el hecho de entrar en la c√°rcel, sino el que dir√°n. Cuando toda tu vida cuelga del hilo de la prensa rosa, al m√°s m√≠nimo desliz te convierte en prensa roja y hace sangre. Eres su tamp√≥n. Tira del hilo, y vas directo a la basura… aunque seas una de las pocas representantes de un mundo casposo que poco a poco (espero y deseo) estamos desmembrando. El paso del tiempo corre a favor de los que no entendemos los privilegios de gente que est√° encumbrada, y que lejos de saber vivir con lo que ganan, son tan imb√©ciles que se pasean con bolsas de basura llenas de negocios turbios como su alma y se jactan de ello. Su red en la ca√≠da la forman en este caso sus fans. Qui√©n sabe si pobres pensionistas que aportan dinero de su bolsillo para pagar la fianza porque a ella no le ha dado tiempo a sacar el dinero del para√≠so fiscal X para pagarla. Pero los famosos funambulistas se han encontrado, POR FIN, con una generaci√≥n de j√≥venes que est√°n soltando sus manos de la red, j√≥venes cuya vida depende de lo que ellos hagan. Que no quieren ni un poco de nobleza, ni de monarqu√≠as, ni de vidorras hereditarias. La sociedad ha evolucionado, y todos estos dinosaurios se est√°n enterrando a s√≠ mismos al no darse cuenta. Siguen viviendo en la Espa√Īa del esplendor de Benidorm, Alfredo Landa, Paco Martinez Soria. Lauren Postigo y Fraga en Palomares. No se dan cuenta de que las mujeres (n√≥tese la iron√≠a) ya hasta votan. No se dan cuenta de que hay familias en las que la Mater Familias es la √ļnica que ingresa dinero. No se dan cuenta de que hoy las mujeres no est√°n en casa cocinando, planchando y fregando mientras cr√≠an a una prole de tres, cuatro o cinco hijos. Ni tampoco de que como ellos tienen dinero, da igual que los pol√≠ticos roben.

Estoy contento porque creo que hemos empezado a talar el √°rbol de la aristocracia, y aunque nos quede una generaci√≥n de se√Īoras que admiren a la Pantoja, a Manolete, a la Duquesa de Alba o a Don Juan Carlos, los que llegamos nos vamos concienciando de que todos esos millonarios tienen un curr√≠culum vitae subvencionado por el resto de espa√Īoles a lo largo de los a√Īos, y al resto de mortales nos piden 2 carreras, 5 a√Īos de experiencia y 3 idiomas para trabajar de reponedor en el Alcampo, por ejemplo. La juventud no aguanta m√°s y la generaci√≥n Woodstock tampoco. Estamos todos hasta los bemoles de que aqu√≠ no pase nunca nada, de que ni Judas devuelva las monedas, de que un t√≠o que se va a ver a la amante con puto dinero p√ļblico tenga la decencia de dar una rueda de prensa que no se la cree ni √©l. Monago, el Transparente. J√≥dete. Conferenciante m√°rtir que est√° tan seguro de que no ha hecho nada mal, que en su √ļltimo acto p√ļblico sale por la cocina del hotel para evitar a los medios. Todo contado siempre con medias verdades, o sea, medias mentiras, para que sus votantes puedan pensar que “ya ser√° menos” o que “no es para tanto, mira los ERES de Andaluc√≠a”. Y as√≠ nos va… Cuando la vertical del centro de gravedad de una construcci√≥n inclinada se sale del √°rea de su base, es inevitable la ca√≠da. Eso est√° pasando con la derecha hist√≥rica (llam√©mosla as√≠). Por poner un ejemplo gr√°fico: si la Giralda fuera el PP, hoy parece m√°s una de las Torres KIO… sede de Bankia y Caja Madrid, a la saz√≥n. Y por eso est√° tambale√°ndose el tenderete del PP. 


Mejor pens√°bamos en c√≥mo devolver la dignidad a la palabra “inminente” dando un revolc√≥n a los porcentajes de participaci√≥n en las siguientes decisiones importantes que tendremos que tomar en las urnas, de manera que no sea usada siempre en tono ir√≥nico acompa√Īando a Isabel III… la Inminente.

viernes, 14 de noviembre de 2014

Irse de Rosettas.

Abr√≥chate. Nos vamos. Escapemos de esta realidad mezquina llena de aspaventosos corruptos indignados con su propia penitencia, e indignados corrompidos por el unicornio de las ideolog√≠as que combata a aquellos. Necesito espacio, exterior concretamente. O eso, o volver al pasado, donde no todo era lo que parec√≠a. S√≠, mejor eso. Vayamos a ver a nuestros primos lejanos de la realeza. Teletransporte en 3, 2, 1…
-Templo de Isis-
Egipto. A√Īo 690 a.C. La XXV dinast√≠a gobierna sobre la aridez infinita. En ese momento se estima el inicio de la construcci√≥n de uno de los templos m√°s bellos de su civilizaci√≥n. M√°s de una docena de reyes, desde el fara√≥n Taharka hasta Trajano pasando por todo el esplendor del per√≠odo Ptolemaico, vieron como se iba erigiendo poco a poco el templo de -c√≥mo no- Isis hasta su culminaci√≥n en el 117 d.C. 
[Antes de seguir leyendo, cierra los ojos por favor e impr√©gnate de la sequedad del ambiente, de temperaturas que hacen sudar los pliegues de tu cuerpo, del penetrante olor a incienso, de los diferentes tonos rojizos, anaranjados y amarillos que rodean todo. Todo excepto √Čl. El Nilo. Haz un travelling por los siglos de construcci√≥n del templo. El Nilo sube y baja. El d√≠a y la noche. El Nilo da y quita. Todo es verde o marr√≥n a su vera. Depende de la √©poca. Venga, te sobran pel√≠culas para poder hacerlo.]
Para los egipcios que se part√≠an el pecho en aquel campo naranja y ardiente, Isis representaba la mujer, la vida e incluso la magia. Para los sacerdotes iniciados consagrados al culto, era la diosa de la Sabidur√≠a. Ella conoc√≠a el porqu√© de todas las cosas que acaec√≠an en la Naturaleza. A veces, como en el caso que nos ocupa, Isis era fusionada con otras divinidades. Hathor, la “gran Madre c√≥smica” aparec√≠a en este templo sobre la cabeza de Isis como un disco solar dorado entre los plateados cuernos de la luna. A poca distancia de ellas, aparecen figuraciones del “Tr√≠o de las Cataratas”: Jnum, Anukis y Satis. Habitantes de las Fuentes del Nilo y responsables de hacer aparecer las aguas de la vida que cada cierto tiempo surt√≠an de riqueza la cuenca del r√≠o desde ese misterioso lugar que nadie conoc√≠a. Si bien, en el pensamiento po√©tico de la √©poca, eran las l√°grimas de Isis las que alimentaban el Nilo por el desconsuelo tras la muerte de su amado Osiris en forma de inundaci√≥n bienhechora generando abundancia, prosperidad y, como no, la vida. En la entrada del templo, dos obeliscos con cartuchos grabados de Ptolomeo y Cleopatra custodiaban desde su altura la inmensidad del paisaje y el propio acceso.
El templo que te acabo de presentar no es otro que el templo de Isis en Philae. Quiz√° te suene el nombre… La isla del Nilo que ante el peligro de que sus templos quedar√°n anegados para siempre con la construcci√≥n de la presa de Assu√°n, vio como en el a√Īo 1964 un equipo internacional de arque√≥logos (con la UNESCO meciendo la cuna repleta de monedas) la despojaba de ellos para reubicarlos en un islote cercano llamado Agilkia. Quiz√° tambi√©n te suene. A lo mejor tambi√©n puede que hayas o√≠do hablar de que la escritura jerogl√≠fica fue descifrada gracias a la piedra Rosetta que Jean-Fran√ßois Champollion consigui√≥ “matchear” utilizando, precisamente, los obeliscos de Ptolomeo y Cleopatra, cuyos nombres fueron la clave de la resoluci√≥n.
Ya hemos saludado a nuestros primos. Vay√°monos de aqu√≠, estimado lector… hace demasiado calor. Lejos, muy lejos. Alg√ļn lugar a millones de kil√≥metros de la Tierra donde nadie nos moleste. El tiempo no nos importa, ¡nos sobra! Para saltar al espacio exterior se necesitan muchas cosas, pero lo que realmente es decisivo es la actitud. Una facultad que desarrollada en la justa medida puede hacerte conseguir hitos inimaginables hasta para nuestros conciudadanos. Un claro ejemplo de eso es que hay gente que hoy en d√≠a no se cree que el hombre haya pisado la Luna, y otro todav√≠a m√°s incre√≠ble es conseguir posar un artefacto dise√Īado en la Tierra en un cuerpo celeste cuya √≥rbita se nos antoja intangible. S√≠, intangible… pero la tiene… y algunos as√≠ lo registraron. Y con el paso del tiempo, otros aprovecharon que el Nilo pasaba por Nagaa Ash Salabab para calcular en qu√© momento estar√≠a tan “cerca” de nosotros como para intentarlo. Y lo han hecho. Con dos cojones, y much√≠simo m√°s dinero de lo que cost√≥ mover la riqueza monumental a orillas de Assu√°n… pero lo han hecho. No aportar√© datos, porque creo que no procede.

-Rosetta observa a Philae camino de Agilkia-
Quiz√° por la semejanza, en la Agencia Espacial Europea (ESA) decidieron llamar Rosetta a la sonda “comandante” de la misi√≥n capaz de descifrar lo que su compa√Īera de viaje le enviar√≠a, y quiz√°s por correlaci√≥n hist√≥rica, decidieron que el artefacto deb√≠a llamarse Philae… porque hab√≠a que desplazarlo desde la √≥rbita hasta el cometa, y el lugar de cometizaje Agilkia por motivos obvios. Todo eso bajo  la atenta mirada de Hathor, asombrada por las capacidades de los descendientes de aquellos a los que vio construir edificaciones como las de Philae, Tebas, Luxor o Giza. El caso es que el romanticismo de la ESA ha hecho que algunos nos identifiquemos m√°s con el c√≥mo, el cu√°ndo y el porqu√© de las cosas y nos ha ayudado a ausentarnos, aunque sea por un instante, de la vor√°gine en la que nos bombardean los medios con cavilaciones que los egipcios de hace 2.500 a√Īos no llegar√≠an a entender. No s√© t√ļ, compa√Īero, pero yo prefiero vivir en un sitio en el que mi vida dependa de la f√≠sica antes que de corruptos que no creen en la Ciencia, salvo que les reporte beneficio econ√≥mico, al precio que sea, corruptos que en su ignorancia cargan con el pecado de la mala praxis, y que luego dicen Diego donde dijeron digo, corruptos que no entran en la c√°rcel, y que ni mucho menos devuelven el dinero robado. Porque no es lo mismo irse de rositas, que irse de Rosettas.

P.D.: Mi humilde e infinito agradecimiento al equipo de la ESA por hacernos sentir lo peque√Īos y, al mismo tiempo, lo grandes que somos. He seguido (y sigo) entusiasmado la operaci√≥n Rosetta. Veamos de lo que son capaces. Gracias.

s√°bado, 8 de noviembre de 2014

Desencantos de sirenas.


La falsa calma se asoma
donde uno menos lo espera,
y en función de la cabeza,
revienta una puerta, sola.

Al fragor de la batalla,
la razón se tambalea,
pero el seso es quien jalea
al sexo cual a cobaya.

Lucha burda y sin cuartel.
Rebuscando entre neuronas,
la sirena desentona
para ver si cae aquel.

Cuando todo est√° perdido,
aunque parezca no estarlo,
hace sangre en el hartazgo
sin pensar en el herido.
Las sirenas. Seres fant√°sticos de belleza humana exuberante y olor a pescader√≠a rancia, que acompa√Īan al hombre desde antes de que intentasen enga√Īar a Ulises en su Odisea. Unos cantos entre la inmensidad del oc√©ano. La sublime tonadilla, a veces estridente, que hace buscar con la mirada entre la nada. Que paren ya. No tiene gracia. Sin embargo, martillean tu cabeza. Las notas serpentean entre los pliegues de tu c√≥rtex como si de una canci√≥n de Pitbull se tratara hasta que encuentran esa rendija que una mala borrachera dej√≥ sin sellar. Ya han entrado. Est√°n en tu cerebro. Encriptan tus sinapsis. Te dicen qu√© tienes que hacer. Qu√© es lo correcto. Y todo porque te han aguantado el envite. Ulises orden√≥ que le atasen al m√°stil de la embarcaci√≥n y tapon√≥ los o√≠dos de su tripulaci√≥n con cera para minimizar los riesgos, incluso orden√≥ a sus hombres apretar a√ļn m√°s las cuerdas que le ce√Ī√≠an si ped√≠a que le liberaran. T√ļ pensabas que eso a ti nunca te pasar√≠a, pero lo cierto es que has ca√≠do como los famosos en las galas de “Inocente, inocente”. El canto de las sirenas no se puede subestimar: tiene miles de a√Īos de experiencia. 
Como en el “t√ļ la llevas”, hay sambenitos de los que intentas en vano deshacerte pensando que si pasa el tiempo, ya nadie se acordar√°. Rajoy sabe un rato de eso… Sin embargo, eso s√≥lo pasa en casa de los Pujol-Ferrusola como bien predijo la ex-honorable se√Īora. La cera que se deb√≠a haber empleado para taponar los o√≠dos de la masa borreguil que no acierta a mirar m√°s all√° de sus narices, se ha empleado para hacer cirios tan altos como el dossier del caso B√°rcenas, o el de los ERES en Andaluc√≠a, entre tantos y tantos otros. Todo se tambalea. La cabeza dice basta, pero el coraz√≥n va a velocidad de crucero, como el de Monago y Olga Mar√≠a. El crucero, digo. A pesar de los pesares, espalda recta y cabeza alta. “Que para algo somos el PP”. Para tristes ya est√°n la Pantoja y la Zald√≠var. Mismo tema, diferente escenario. El amor. El dinero. La mafia. Confundir lo p√ļblico con lo p√ļnico. O la santidad con la cantidad. Errores de fondo y forma… Alg√ļn d√≠a har√© un listado que publicar√© con todos los buceos de hemeroteca que permitan ver desde la distancia c√≥mo ya nada nos asusta. Tenemos a las sirenas sibilando en nuestro interior desactivando la voluntariedad necesaria para arrancar de cuajo a todo ese batall√≥n de concejales, secretarios, alcaldes, empresarios, Nicolases, diputados, imputados, presidentes de comunidad (aut√≥noma), obispos decr√©pitos, y todos sus consortes -sean hombre, mujer o ni√Īos- que puestos en fila india cubrir√≠an sin problemas la distancia que hay entre las calles G√©nova y Ferraz. Una (paradojicamente) desfachatez de proporciones b√≠blicas que nos aboca a un estrepitoso fracaso ineludible est√© qui√©n est√© en el poder. Ni siquiera los mayores exponentes de la cultura contempor√°nea en el Gobierno ser√≠an capaces de sacar esto adelante en menos de dos generaciones. Me refiero a los m√°s cool de MYHYV, S√°lvame o Gran Hermano. Ni siquiera ellos ser√≠an capaces de gestionar esto de manera insobornable. 

El canto de las sirenas te gan√≥. Te invadi√≥ por aquella rendija… ¿y si fuera un desencanto? Ah√≠ lo dejo.

domingo, 2 de noviembre de 2014

CorromPPer es Poder.

Cuando nos planteamos ver el futuro, a menudo y de manera inconsciente solemos imaginar lo que queremos. Es algo inherente a la especie. La insoportable relación entre ese deseo y la actualidad que nos rodea es lo que a veces nos hace mirar al pasado y bosquejar nuestro propio futuro lo mejor posible.
Las tertulias televisivas nos est√°n llenando la cabeza √ļltimamente con episodios de corrupci√≥n acaecidos en los albores de la democracia para referirse al t√≠pico “son todos iguales”… porque parece ser que durante la dictadura no hab√≠a… ejem. El caso Filesa suele tomarse como el big-bang, el sem√°foro en verde de esa carrera, el primer “√ļltimo puchi!!” de la historia de las evasiones de toda esta cala√Īa sin m√°s ideolog√≠a que la del lucro, pero… ¿qu√© pasaba antes?¿existe un dios creador de la corrupci√≥n en Espa√Īa? La respuesta es s√≠. Y hace mucho. 
-El duque de Lerma-
Durante el intervalo de tiempo en el que fueron publicados “El lazarillo de Tormes” (1554) y “El busc√≥n” de Quevedo (1626), hab√≠a una vez un tal Francisco. No, no era el peque√Īo Nicol√°s, ni tampoco Franco de corneta. Hablamos de un vallisoletano de alta cuna: Francisco G√≥mez de Sandoval-Rojas y Borja, duque de Lerma. Un noble experto en mover hilos, educado siendo un ni√Īo en la corte de Felipe el Hermoso y que alcanz√≥ la cabeza del estado de Felipe III. Su padre era marqu√©s de Denia y su madre, hija del duque de Gand√≠a. Ya veis, parece que toda la corrupci√≥n de Espa√Īa proviene -en este caso, s√≥lo en sentido f√≠sico- siempre desde los dominios valencianos. Ser√° el clima… Pero bueno, volviendo a don Francisco, ah√≠ donde le tienen, el duque de Lerma se hizo inmensamente rico gracias a sus artes con el tr√°fico de influencias, la corrupci√≥n y la venta de cargos p√ļblicos hasta llegar a ser el hombre m√°s poderoso del reinado de Felipe III. Tal es as√≠, que tras ser nombrado primer ministro y valido del rey, se le atribuye expl√≠citamente el traslado de la corte de Madrid a Valladolid en 1601. En una magistral operaci√≥n inmobiliaria de compra-venta de propiedades en su propio beneficio, vendi√©ndole algunas al rey antes de la vuelta del reinado a Madrid, incluido un castillo de don Francisco de los Cobos, que al a√Īo siguiente ¡¡¡vendi√≥ al rey!!! En la gesti√≥n de la vuelta a Madrid y con la seguridad que da ser consejero real, negoci√≥ mediante ciertas maniobras y acuerdos con el alcalde de Madrid. Ahora lo conocemos como especulaci√≥n. Esa es la herencia que la sociedad ha adquirido de la derecha espa√Īola… lo que no sabemos es c√≥mo y cu√°ndo ha cambiado de acera para apoderarse tambi√©n de la izquierda, e incluso de los sindicatos. Todo esto lo digo presuntamente, claro. No vaya a ser que el juez de turno se enfade y me caiga la del pulpo. A tenor de los resultados, me da miedo haber constatado que no existen ideolog√≠as corruptas por naturaleza, sino hombres corruptos. ¿Ser√© yo uno de ellos?… No lo creo. Ahora la gran inc√≥gnita que me asalta es si los de Podemos ser√°n o no corruptos. ¿Os imagin√°is los telediarios dentro de unos a√Īos abriendo con Monedero de traje y corbata saliendo del HSBC en Ginebra con un malet√≠n de Salvatore Ferragamo?¿o a Pablo Iglesias comprando en El Corte Ingl√©s? Todo puede ser.

Saltamos en el tiempo y cambiamos de tema a lo estrictamente l√©xico en materia de esc√°ndalos. Tambi√©n durante la √ļltima semana, se ha enlazado la Operaci√≥n P√ļnica con las guerras p√ļnicas que tuvieron lugar entre Roma y Cartago. Nada m√°s lejos de la realidad. Con un par de b√ļsquedas en la web se puede encontrar la inconexi√≥n… La actuaci√≥n policial recibe su nombre del Punica Granatum, o √°rbol granado (en clara referencia al √ļnico de los que han ca√≠do que EsPPeranza no puede decir que no conoce). Las guerras p√ļnicas, sin embargo, lo reciben de la etnonim√≠a latina primitiva con la que los romanos denominaban a los fenicios (ancestros de los cartagineses) a los que llamaban Poenicńę. Ambos pueblos se enzarzaron a lo largo de algo m√°s de un siglo hasta tres veces. Por supuesto, el romanticismo geopol√≠tico no estaba muy de moda en aquella √©poca y la √ļnica finalidad de Roma en esas batallas era hacerse -primordialmente- con Sicilia para expandir el Imperio. A poco que sepamos de geograf√≠a, ya sabemos que les sali√≥ como quer√≠an. De la misma manera -y volvemos a la corrupci√≥n-, convivimos en la semana fant√°stica del Corrupcionismo. Una falta de cultura “de legalidad” como la que estamos sufriendo, acrecentada durante el mes de octubre y con base principal en la comunidad de Madrid, hizo que Podemos se marcara la conquista de su Sicilia particular: Madrid. No hace falta ser un hacha para darse cuenta de lo que coment√≥ la semana pasada Jordi √Čvole en una entrevista: “Tal y como est√° la cosa ahora, Podemos solo tiene que sentarse a ver pasar el cad√°ver”. Yo no entrar√© en si es bueno o es malo la irrupci√≥n tan a lo bestia que se vaticina al equipo de gobierno del nuevo Pablo Iglesias. Pero los datos ya apuntan a pseudovictoria en la capital. El tiempo lo dir√°, pero desde luego que si de algo estoy seguro es de que no nos puede caber la menor duda de que por fin parece que habr√° un cambio de registro en el hemiciclo del congreso. Tambi√©n me queda claro que la √ļnica consecuencia directa de que haya corruptos es que Podemos se beneficia de ello. Por eso he titulado el post de hoy con el doble filo que muchas veces ofrece el castellano. A d√≠a de hoy, corromPPer es Poder. Poder de Podemos. Cada golpe a la casta, supondr√° un aumento en intenci√≥n de voto hacia la regeneraci√≥n. Lo que es una verg√ľenza, y no lo digo yo, sino el juez Velasco es: “que hayamos mandado a esta gente a instituciones europeas cuando no saben hacer la “O” con un canuto”.


s√°bado, 25 de octubre de 2014

El objetivo: el Objetivismo.

Estrategas de la historia tomaron decisiones en un momento y en un lugar marcando la dirección del destino de sus fieles. Desde Temístocles en la mayor batalla naval de la Historia en Salamina, hasta Napoleón en la adversidad climática de Prusia, pasando por Alejandro Magno en medio mundo. Aciertos, o errores. Su balanza de justicia no aplicaba otra esencia que la intuición o incluso la santería, más lejos en la Historia. Supersticiones en el tiempo que recreaban los desastres por venir o las glorias por celebrar. Todo eso era registrado por auténticos arquitectos de leyendas o simples narradores: los historiógrafos. Amenhotep, Jenofonte, Heródoto, Flavio Josefo, y un interminable etcétera describían cada uno con su estilo las referencias que les dictaban cuando ellos no podían vivir en primera persona el noble arte de la guerra o simplemente la vida cotidiana de su sociedad.
Con el paso del tiempo, la trascendencia de los hechos segu√≠a siendo la misma que en los inicios de las contiendas, pero la notoriedad del informante carec√≠a de protagonismo. Una vida tan entregada a la causa como imperdonablemente olvidada. Es por eso por lo que los habitantes del p√ļblico general s√≥lo somos capaces de recordar el nombre de los grandes historiadores griegos, los escribas egipcios o si acaso alg√ļn bi√≥grafo o fil√≥sofo -“invitado” por la ense√Īanza de bachillerato-. La quintaesencia de tal o cual escribiente se diluy√≥ con la oscuridad b√°rbara de la Edad Oscura. S√≥lo las t√≠midas aportaciones de los juglares del medievo consegu√≠an arrojar algo de luz a la vida y obras de caballeros o reyes de la √©poca. Pero no fue hasta el Renacimiento cuando de nuevo se pretend√≠an contar las cosas teniendo en cuenta la fuente de la que manaban. El Renacimiento era precisamente eso. “Volvamos al pasado, que parece que todo iba mejor que hace unos siglos”. El peso de la Historia cae entonces -mayoritariamente- sobre los monjes, que acu√Īaban en sus escrituras las diferentes vivencias siempre sesgadas por la doctrina de su Dios. Apenas Bartolom√© de las Casas fue capaz de relatar lo que realmente pasaba en las Indias desde un objetivo punto de vista que le caus√≥ serios problemas con sus contempor√°neos, hasta tal punto que hoy se le considera un precursor de lo que todos conocemos derechos humanos. El paso del tiempo fue dando cabida a relatos m√°s fieles a los hechos, toda vez que no siempre el perejil de la Iglesia estaba metida en todas las salsas. 
El pensamiento del hombre estaba ya para entonces demasiado marcado por la desigualdad social. Mucho pobre con pocos privilegios, y poco rico con muchos. Mujeres y hombres contra los ricos y viceversa. La √ļnica diferencia con las sociedades feudales era el paso adelante de campesinos y gente de bien y no tan bien, que comenzaban a crear ciudades, donde ten√≠an cabida gracias a la aparici√≥n de nuevos oficios y maestrazgos que, sin olvidar su origen humilde, les permit√≠an vivir all√≠ sin el cargante yugo de los nobles a los que sus tatarabuelos hab√≠an servido por nacer en el lado equivocado de la balanza. En la c√ļspide de ese cambio: Francia. La convulsi√≥n sociopol√≠tica del XVIII vino derivada por la enorme deuda p√ļblica. As√≠, el rey Luis XVI se vio obligado a convocar en asamblea a un cuerpo de representantes nacionales cuyo precedente se remontaba dos siglos atr√°s: los Estados Generales.
A continuaci√≥n, pongo sobre la mesa todas las cartas boca arriba, pero antes de eso ¿usted con qu√© ideolog√≠a se identifica?¿Izquierdas?¿Derechas?… Lea de d√≥nde y por qu√© proviene esa denominaci√≥n: la Asamblea constaba de 300 representantes del Primer Estado, 300 del Segundo Estado y 600 del Tercer Estado. P√≥ngase estimado lector en la piel de Sandro Rey e intente descifrar qu√© estamento se corresponde con los Primer, Segundo y Tercer estados. Si cree que el primero era la nobleza, se equivoca. Por debajo del rey estaba el clero, antes incluso que la nobleza. Por eliminaci√≥n, habr√° deducido que los comunes eran el √ļltimo de la fila. Cuando la asamblea se reuni√≥ en Versalles, prevalec√≠a la costumbre de situar a los invitados de honor a la derecha del anfitri√≥n, cuyo verdadero origen es el famoso “sentado a la derecha de Dios Padre”. Por eso, la nobleza y el clero se sentaban a la derecha del rey y los comunes a su izquierda. Ahora ya tiene usted el por qu√© de la definici√≥n. Si est√° leyendo esto, probablemente sea de izquierdas… pero si no fuera as√≠, me pregunto cu√°nto deber√≠a trepar en su √°rbol geneal√≥gico para encontrar los antepasados que se sentaban a la derecha. A lo mejor no existen, y su ideolog√≠a solamente est√° definida por lo que le han contado desde su m√°s tierna infancia y que ha cre√≠do a pies juntillas porque la curiosidad haya pasado por delante de usted como el AVE por Puertollano. Si se cree de derechas, a lo mejor pertenece a esa parte del pueblo llano que el clero ha atra√≠do hacia el banco derechudo a fuerza de mentiras, muerte, destrucci√≥n e imposici√≥n durante siglos. Tanto en el √°mbito humano como en el corresponsal. La derecha, amigo, llevaba ah√≠ sentada mucho tiempo. Y cre√≠a que pod√≠a seguir estando por “lo bien” que lo hicieron sus predecesores. Sin embargo, la revoluci√≥n que tuvo lugar en Francia hizo que muchos comunes perdieran el miedo y se reubicasen buscando su sitio en la parte izquierda del hemiciclo. Entre todos esos que se cambiaron de bando volviendo a ser librepensadores de izquierdas, estaban y est√°n hoy tambi√©n algunos de los periodistas cuyo sentido de la lealtad ideol√≥gica se ve mermado por la posibilidad de no encontrar un puesto de trabajo en el que demostrar que los que manipulan la informaci√≥n y el poder son los otros, los de derechas. Y que si los de izquierdas lo hacen, es para amortiguar los golpes en la contienda. El periodismo de campo es el mayor arma que tiene el pueblo a su disposici√≥n para que la injusticia social no prevalezca. Para eso naci√≥. No para desvirtuarse servilmente a ojos de los que manden, da igual el siglo que sea.

Para finalizar, y despu√©s de esa reflexi√≥n sobre la propia ubicaci√≥n del lector se me ocurren un par de preguntas: ¿cu√°nto tienen que trepar en el √°rbol todos los periodistas de derechas de esta pandereta de pa√≠s? y ¿d√≥nde se sentar√≠an los grandes histori√≥grafos a qui√©n seguramente esos tengan en sus librer√≠as?… La respuesta a la primera no la s√©, la respuesta a la segunda s√≠: probablemente se sentar√≠an en alguna atalaya desde la que observar como la especie va consumiendo poco a poco el objetivismo. 

s√°bado, 18 de octubre de 2014

Gerundenses de Espa√Īa.

Gerundenses, pero no de Girona, sino de Gerundio. Ellos son nuestro mayor error. Nuestra carga y, cada vez m√°s, nuestro cilicio. Son los Frankensteins que est√°n junto a nosotros, su ni√Īa, en la orilla del lago. La iglesia acusando a los medios de comunicaci√≥n de inducir al adulterio. M√≥nica de Oriol, rajando. Los jetas de las tarjetas, a lo suyo: negando la mayor. Rajoy, rajoyeando. Mato, matando. Y el PSOE, intentando. Gallard√≥n, muriendo matando. B√°rcenas, descansando… ¿qu√© es de B√°rcenas? Desde que se supo que la cabeza de Gallard√≥n salvaba a su mujer de la c√°rcel no ha vuelto a decir ni m√ļ. Esperanza, repartiendo… octavillas contra Podemos. 

Y el resto de nosotros, esperando. Ya s√≥lo quedan trece meses para que, a pesar de la presumible victoria, nos deshagamos de la mayor puta mierda que hemos elegido en la historia de la democracia. Se lo dije a mi entorno el d√≠a despu√©s y el tiempo, desgraciadamente, me ha dado la raz√≥n. El absolutismo es el peor m√©todo para ser gobernado, ya que si bien atiende al pensamiento de la mayor√≠a, muchas veces los actos derivados de √©l, se alejan tanto de lo que los propios votantes quer√≠an, que es contraproducente. Hemos sido v√≠ctimas de lo que llev√°bamos haciendo muchos a√Īos: votar contra alguien, en lugar de estar convencidos y votar a Fulano o Mengano porque ten√≠an un programa convincente. Algo de culpa tendr√°n tambi√©n los partidos incapaces de renovar expectativas o ilusiones o lo que fuere ¿eh PSOE e IU, etc…?
Me agradar√≠a tener la certeza de que hay al menos tres millones -s√≠, tres- de votantes del menos popular de los partidos que NO son est√≥magos agradecidos, y que la pr√≥xima vez que haya que votar en gordo, se pondr√°n el traje de faena y dar√°n la estocada a sus actuales ¿representantes? en el gobierno. Digo en gordo, porque las auton√≥micas, con el cambio de la ley de mayor√≠as decretada por el art√≠culo 33, me parece que va a calcinar cualquier atisbo de mejora a nivel m√°s b√°sico (sobre todo si Podemos no mueve ficha). De la misma manera, es deleznable que pretendan perpetuar sus siglas modificando algo que, mir√°ndolo incongruentemente, incluso beneficia a sus archienemigos de Bildu en Euskadi, por ejemplo. Harina del mismo costal, que ellos se empe√Īan en poner en otro.
No soy tan est√ļpido como para pensar que estamos en Disneylandia, donde lo bonito ser√≠a que los que han estafado devuelvan hasta el √ļltimo puto duro, y los agraviados recuperen lo que aquellos les tangaron. Donde el sentido com√ļn repusiera en sus cargos a los dos jueces que han tenido las pelotas y el poco seso de pensar que en realidad no estaba todo podrido, y que han acabado trasquilados e inhabilitados por lustros. Ni siquiera para el Peque√Īo Nicol√°s ha sido Disneylandia, aunque al menos el chaval lo ha intentado. El CNI, la Xunta, el Ayto de Ribadeo… Hola, Torrente 6. El rapaz honrosamente admite que lo de las #blackcards le superaba. Algo es algo. A pesar de haber sido pillado en su huida hacia adelante, no deja de ser gracioso que Nicol√°s el imberbe viera que aquello era demasiado, y su “cercano” Arturo Fern√°ndez pensase que era el corral de la Pacheca, y gastar indecentes cantidades de dinero en sus restaurantes. Hay que ver. Pobrecillo. Por no hablar del resto los tarJetas. Con unos conceptos que parecen la monta√Īa rusa de los gastos: clubes, pubs y discotecas. Flores, gr√ļas, joyas, caf√©, lencer√≠a, parkings, y un etc√©tera que me dar√≠a para aburrir. S√ļmenle las horas intempestivas de los efectivos retirados de cajero, y tendr√°n un cocktail que ni Viacheslav Molotov se atrever√≠a a tocar.
En definitiva, y una vez vistas “las sentencias” al toro, se ha demostrado que hay quien est√° por encima del bien y del no-tan-bien. Corleones que como en las pel√≠culas destruyen a gente con el solo chasquido de sus dedos. Otra realidad. Es Matrix, pero dominando el Or√°culo, que es como mola. Un lugar en el que el leivmotiv sea la maldad. “Bienaventurados los hijos de puta porque ellos heredar√°n la Tierra”. Banqueros, con sus palmeros, que cambiaban las banderas de unos pa√≠ses a otros para que no se notase que gobernaban los mismos en todas partes.
Por otro lado, y cambiando de tema, para acabar con un poco de esperanza, “negativo” a veces es positivo. Al menos, seg√ļn los s√≠ntomas del cooperante de Cruz Roja “s√≥lo” tiene malaria, y el resto de ingresados tambi√©n han dado negativo para √©bola, al menos de momento. Mientras, la negligente y casi-crucificada auxiliar de enfermer√≠a dicen que ha cenado s√≥lido ya. Ol√©. Tengo ganas de que salga de esa maldita habitaci√≥n para ponerse cara a cara con el consejero y la ministra. A ver si tienen los cojones de ratificar su versi√≥n con ella delante… y sobre todo a ver c√≥mo le explican el sacrificio de Exkalibur cuando vea que el perro de la infectada yankee est√° en cuarentena. 

Por suerte, los gerundenses de Girona salen muy bien parados en la comparación con los de Gerundio. No hay color. Ni siquiera el de las banderas.

viernes, 10 de octubre de 2014

Homo homini (canis)lupus.

¿Exc√°libur o Exministra?¿Qu√© preferimos? O exconsejero. O expresidente. O exterminio. O exbienestar. Amigos, s√≠. Lo poco que quedaba para separarnos del 3er mundo ha saltado por los aires por la ineptitud de esos a los que les hemos dado rienda suelta para dirigir el pa√≠s. Mejor dicho: no ha saltado, la han tra√≠do por los aires. Los respetados y respetables 14 kms del estrecho se han convertido en algo anecd√≥tico. El enemigo estaba en casa, como en tantas ocasiones. La desafecci√≥n hacia el continente negro ennegrece como el holl√≠n las conciencias de unos cuantos mamarrachos que necesitan seguir viciando el c√≠rculo de la desinformaci√≥n para poder justificar lo injustificable. Con medias verdades, o lo que es lo mismo: con medias mentiras.
Imagen vía eldiario.es
Exc√°libur… Cuenta la leyenda, que el mago Merl√≠n forj√≥ y fij√≥ una espada a una piedra con la ayuda de la Dama del Lago, con una inscripci√≥n: aquel que consiguiere extraer la espada reinar√≠a en Inglaterra. As√≠ de primeras resulta dif√≠cil de creer, pero bueno, nos han dicho que fue como el Rey Arturo se erigi√≥ en monarca de Inglaterra. Tan dif√≠cil de creer como casi todas las leyendas, pero sin embargo todas ellas asumidas dado el car√°cter nost√°lgico y/o m√°gico que las envuelve… y de los contempor√°neos -o no tanto- que las comenzaron. Como la Biblia. Y he aqu√≠ el √ļnico nexo entre la desfachatez de los fachateros, y el deceso animal m√°s llorado desde la muerte de la madre de Bambi. La paradoja de los que pensaron que no pod√≠a hacerse de otra manera ha ajustado cuentas con el c√°nido. La Comunidad Cient√≠fica internacional aconsejaba no sacrificarlo, pero ya se sabe: lo que la Iglesia ha unido, que no lo separe el Hombre… y mucho menos la Ciencia, por favor. No s√© a vosotros, pero a m√≠ de un tiempo a esta parte, se me retuerce el alma al pensar que alguna de mis relaciones interpersonales de cualquier √°mbito en las grandes urbes sea con gente que ideol√≥gicamente es af√≠n a la cala√Īa que tenemos en el gobierno. Digo esto porque aqu√≠ nadie dice que vota al PP, pero luego tienen 10 millones de votantes. Eso es dato. Y lo √ļnico que se puede hacer para mitigar eso es instigar a los que se abstienen de ir a las urnas para que vayan, de manera que la divisi√≥n de porcentajes y el resto de la parafernalia datum√©nica de los recuentos electorales se modifique y propicie nuevas alianzas, o al menos se requieran m√°s coaliciones que emborronen un poco el dibujo que tenemos.
Sin entrar en t√©rminos t√©cnicos, es triste, MUY TRISTE, que sea el Presidente de los vir√≥logos espa√Īoles el que tenga que decir p√ļblicamente que ellos, y no al rev√©s, se pusieron en contacto con la consejer√≠a de Sanidad de Madrid y con la direcci√≥n general de la Salud P√ļblica para ofrecer sus servicios en algo tan tremendo como lo que se pod√≠a producir. Pero m√°s triste es a√ļn que desde Madrid les dijeran (y cito) “Muchas gracias, lo tendremos en cuenta”… ¿en cuenta?¿EN CUENTA? ¿¿Pero qu√© cojones necesitaban para pedir opini√≥n a los que m√°s saben de un tema tan espec√≠fico en el pa√≠s?? Es vergonzoso, temerario y frustrante (ord√©nalo como quieras) que a la pregunta tan b√°sica de “¿qu√© hacemos con esto?” la respuesta no sea “Llama a los vir√≥logos, a ver qu√© dicen”. Y es insultante y despreciable que manifiesten p√ļblicamente que esperan que la Virgen de la Paloma (a la que el Consejero pidi√≥ salud para recortar gastos sanitarios) nos ayude de la misma manera que Ana Botella pidi√≥ ayuda y trabajo para todos a otra virgen, o las condecoraciones que dan la vuelta al mundo (inclu√≠da mofa del Wall Street Journal) y entierran en lo que dura un parpadeo la reputaci√≥n ganada durante D√ČCADAS por cient√≠ficos exiliados que tienen que dar explicaciones a la hora del caf√© en sus trabajos en Alemania, USA, Suiza, Escandinavia o UK. De verdad, ¿es necesaria esta flagelaci√≥n constante a la que nos someten los que est√°n viviendo en su puta realidad virtual y medieval de cruces, √°ngeles y demonios? Se creen que viven en una pel√≠cula de los hermanos Wachowski cuando est√°n en una de Mariano Ozores, o peor a√ļn, de Santiago Segura. El Herald Tribune ya ha comentado que la saga Torrente se parece m√°s a la realidad del pa√≠s que a la ficci√≥n. J√≥dete y baila. En estos momentos, somos un maldito cero a la izquierda del mundo. Un pozo m√°s grande que el que utiliz√≥ Le√≥nidas para tirar a los emisarios persas de Jerjes I cuando fueron a pedirle el agua y las tierras de Esparta.
¿Merecemos una ministra ignorante y cobarde sin la determinaci√≥n suficiente para abrir la boca en una rueda de prensa tras el primer caso de contagio en el primer mundo? Y que pasados 5 d√≠as todav√≠a siga sin decir nada ¡¡¡Ni siquiera preside la comisi√≥n del gabinete de crisis reci√©n creado para ello!!! ¿Merecemos un desastre administrativo y apresurado en el que la improvisaci√≥n se convierte en el eje de cualquier movimiento?¿Merecemos que un miserable consejero tenga el rostro de hormig√≥n y a instancias del Gobierno diga que la √ļnica culpable del contagio es la propia enferma?¿Merecemos una gesti√≥n nefasta de la situaci√≥n, con una desinformaci√≥n orquestada que lo √ļnico que genera es incertidumbre y caos en la sociedad?¿Merecemos que se oculte informaci√≥n real sobre lo que realmente se hace en Espa√Īist√°n con los protocolos?¿Merecemos que el presidente dijera que estaba todo controlado cuando no lo estaba?¿Merecemos que la prensa est√© adormilada -salvo contadas excepciones- en el regazo gubernamental?¿Merecemos que en el resto de Europa piensen que somos idiotas por haber tra√≠do una enfermedad sin cura cuando se iba a traer a un lugar sin garant√≠as de aislamiento donde tratarla? La respuesta es s√≠. Lo merecemos. Merecemos una pol√≠tica informativa igual de deficiente y autoritaria que la pol√≠tica social, la econ√≥mica y la fiscal. Homo homini lupus

N. del A.: Para los que sigan creyendo que no somos un cero a la izquierda, que echen un vistazo al enlace en el que se habla de la dosis de Zmapp asignada a Noruega cuando la necesitaba Espa√Īa: http://www.elsemanaldigital.com/noruega-ridiculiza-a-espana-al-recibir-el-zmapp-que-se-le-nego-a-ana-mato-por-137857.htm

s√°bado, 4 de octubre de 2014

El políglota poliglotón.

Hay dos tipos de chistes: los cortos y los largos. Los cortos, incluso siendo malos, pueden sacarte una sonrisa. Los largos siempre son malos; pueden ser bien contados y hacer gracia, pero est√°n condicionados al int√©rprete. 
Como ejemplos de lo anterior, uno corto: van 27 del PP, 15 del PSOE, 5 de IU y 11 sindicalistas de viajes, compras y comilonas con unas tarjetas de cr√©dito opacas y se funden 15,5 millones de euros. Como chiste, est√° bien. O este otro: va el gobierno e indemniza al tito Flo con 1.350 millones de euros por cerrar Castor. Jajaja. Me parto. 
Ahora vamos con uno largo: el chiste de Ca√Īete en la EuroC√°mara. El examen previo a que se le adjudique (o no) la comisar√≠a europea de Clima y Energ√≠a es un chiste largo, y como tal, malo. De los Pirineos para abajo hemos tragado carros y carretas. Nos lo han puesto como patata emulsionada sobre cama de milhojas con nocilla y mahonesa, y nos lo hemos comido enterito e incomprensiblemente impert√©rritos, cuando est√° claro que eso no es una delicatessen, sino una puta mierda. Pero aqu√≠ nadie dice nada. En su af√°n de hipop√≥tamo tragabolas, el PP se ha pensado que el resto de ciudadanos europeos son igual de p√°nfilos que nosotros. Sin embargo, nada m√°s lejos de la realidad. En el resto de Europa, cuando cuentas un chiste tienes que tener claro que el humor belga no es igual que el franc√©s o el alem√°n. Que all√≠ no hace gracia que mientras ellos se parten el pecho por ser un ejemplo y tener gobiernos transparentes, aunque haya alguna manzana podrida de vez en cuando, no toleran el tr√°fico de influencias o la corrupci√≥n. Hablamos de gente normal que no concibe, por ejemplo, que cuando cambias de trabajo, pactes un despido con tu jefe para chupar el finiquito cuando lo que realmente deber√≠as hacer es pedir la baja voluntaria y si-te-he-visto-no-me-acuerdo. Gente acostumbrada a que sus ministros dimitan por 6.000€ de transporte que no deber√≠an haber “timado” al pueblo, o a que parlamentari@s dejen sus puestos porque no est√°n de acuerdo con la gesti√≥n de su Gobierno para con ciertos conflictos geopol√≠ticos. 
A esos, Sr. Ca√Īete, barones del PP, les da igual que les contestes en m√°s o menos buen ingl√©s, franc√©s o alem√°n, demostrando aptitudes ling√ľ√≠sticas que valdr√≠an para el cargo, porque lo que buscan es transparencia. Que se vea el otro lado... algo que vuestra carne de cerdo no permite. Y hacen las preguntas sin posibilidad de escurrirse y a la cara, no a un plasma y sin oportunidad de r√©plica. Algo tan sencillo como (sabiendo que vendiste las acciones en petrol√≠feras dos semanas antes del examen) “¿Vendi√≥ usted las acciones a su cu√Īado?”. Es dif√≠cil convencer a muchos no-espa√Īoles de que no fue as√≠, cuando hay claros fundamentos de que lo hizo, ¿eh?… Tambi√©n le preguntaron sobre los sobres, valga la redundancia. Y usted tuvo la jeta de decirles que estaban declarados al fisco. Menudo rostro calizo y castizo hay que tener para decir eso sacando pecho cuando se ha confirmado que es usted un “ungido” 48 horas antes de tener que sentarse en el estrado. Porqueee…. ¿los habr√≠a Ud. declarado de no tener que dar cuentas al Parlamento Europeo?… Diga conmigo que no. Incre√≠ble, Sr. Ca√Īete.
La evasi√≥n pol√≠tica y fiscal de la derecha m√°s rancia est√° mostr√°ndose transparentemente ahora que hay tantos datos sobre la mesa que es dif√≠cil saber cu√°l elegir. Es triste que una de las carreras con m√°s futuro en Espa√Īist√°n sea la de juez, porque al paso que va la burra, tardaremos d√©cadas en limpiar el Poder Judicial de sus “amigos” y podamos ver a presidentes de comunidades, de provincias o alcaldes imputados en prisi√≥n preventiva, a la espera de juicios justos, y no acabe todo en circos medi√°ticos o inhabilitaciones a profesionales que quieren hacer su trabajo de la manera correcta. Se√Īor Ca√Īete, para optar a la comisar√≠a de Clima y Energ√≠a, sepa usted que su sistema no es sostenible. Est√° manchado. No aprendimos (o ment√≠an ustedes muy bien) cuando se hundi√≥ el Prestige. Ustedes dec√≠an que eran “unosh hilillosh”, pero la realidad fue otra bien distinta. Desprop√≥sito tras desprop√≥sito, han llevado ustedes un cilicio que de tanto apretar les ha gangrenado la pierna y ahora ya es demasiado tarde. La amputaci√≥n es mortal de necesidad. En la era tecnol√≥gica, ustedes revierten la legislaci√≥n en renovables tirando por el retrete la poca rentabilidad que daban, para agujerear costas aqu√≠, all√° y acull√°… y crear puestos de trabajo migratorios como el vencejo. Se acaban en Canarias y se crean en Baleares o en el Cant√°brico. No ven -o peor a√ļn, lo ven pero les da igual- que lo realmente bueno a futuro es mandar a tomar por el culo a Repsol YPF y Gas Natural para dar protagonismo a la energ√≠a e√≥lica, solar, de gesti√≥n de residuos, biomasa, etc… Parecen ustedes monjas a punto de abandonar el seno de la iglesia, que pa´ lo que les queda en el convento, se cagan dentro.
Sr. Ca√Īete, adm√≠talo: se dej√≥ convencer por Mariano para salir de la escena pol√≠tica espa√Īola despu√©s de quedar como un machista. Entiendo que Rajoy le ofreciera ir a “trabajar” a Bruselas porque, para √©l, hablar ingl√©s, franc√©s y alem√°n es ciencia-ficci√≥n, y seguramente le parezca  suficiente m√©rito para comandar una comisar√≠a europea. No me extra√Īa. El pobre no da para m√°s. Y as√≠ fue, que pensaban que se comer√≠an aquello como se han comido Espa√Īa, pero no. 
De momento, tendr√° Ud. que esperar, pol√≠glota poliglot√≥n. Y espero y deseo que se tenga que volver al para√≠so espa√Īol. Ese sitio que, por culpa de unos cu√°ntos caraduras, para los dem√°s hace tiempo que se ha convertido en un infierno.

s√°bado, 27 de septiembre de 2014

Clemencia senil.


Parlamento catal√°n. Inconcebible. Bien perecedero. Mal fario. La mayor desverg√ľenza econ√≥mica de la historia de Espa√Īa, por mucho que algunos quieran ser s√≥lo catalanes. La contabilidad negra, chamuscada, ha sido justificada como un auto de fe por parte del Maestro Yodi Pujol. Vamos, que le creamos cuando dice que √©l no es corrupto, y que el dinero ya lo ten√≠a antes de ser pol√≠tico. Que si la herencia de su padre. Que si la devaluaci√≥n de la peseta. Que-pim-que-pam. De padres gatos, hijos michines. Ahora bien, de los michines no ha dicho ni miau… no vaya a ser que le pregunten algo sin tener a sus abogados cerca. Ni rastro de la justificaci√≥n propia, ni rastro del dinero. Ni rastro de las operaciones del Santander y Prisa, ni rastro de los filii. Sale mal parado el ex-se√Īor Pujol de la comparecencia “no-obligatoria”. Los datos son demoledores. De momento, y que se sepa, 581 millones de euros han sido dinero negro blanqueado. Pero la enjundia est√° en el dinero sfumato, ¿d√≥nde est√°n los m√°s de 2.000 millones de euros de la empresa que su hijo mayor sac√≥ con, cuanto menos, dudosas gestiones?¿el dinero transferido de/a Holanda, Croacia, Francia, Irlanda… por parte de otros dos de sus hijos? Pujol no solo no ha dado explicaciones, sino que ha llamado inmorales a los diputados, ha amenazado con tirar de la manta (“si se toca una rama del √°rbol, caer√°n todas, con todos sus nidos” ¡¡¡C√ĀGATE, LORITO!!! o mejor dicho: ¡¡¡c√°gate, cabezadecaballoentucama!!!), ha ido de v√≠ctima y en un tono -alterado- que nos ha retrotra√≠do a la √©poca en la que gobernaba. Saliendo del Parlament con memorable y chulesca parsimonia ante unas doscientas personas que le increpaban. 
La demencia senil sobreviene, sin previo aviso y sin un huequecito para explicaciones. De repente, te patina el embrague. Al principio resulta gracioso, luego ya no lo es tanto. Pues el maestro de masas Pujol lo que espera es que la sociedad evolucione hacia la versi√≥n dos-punto-cero de demencia. Conseguir un acto p√≠o de clemencia que de manera senil provenga desde el m√°s remoto pensamiento de los catalanes sobrasados. Clemencia senil, auto-impuesta. Una falacia que no se sostiene pero, que de alguna manera, justifique lo que √©l no ha pensado ni un minuto en justificar delante de todos los que cre√≠an y no cre√≠an que la soberan√≠a en Catalu√Īa es viable. La enajenaci√≥n que ha mostrado en su comparecencia ha resquebrajado el esmalte de honor que le han dado Mas y compa√Ī√≠a a pesar de los pesares. Yo no me lo creo, as√≠ que, parafraseando a Kiko Rivera te digo que “un moj√≥n pa´ t√≠, Jordi”.
[l√©ase con voz de √°rbitro de boxeo americano] Mientras tanto, en China, cinco horas de adelanto relativo, pero retardado como cuando est√° en Moncloa, el presidente del gobierno, que ha empujado el pa√≠s al abismo desde el acantilado en el que lo dej√≥ ZP [l√©ase ya con su propia voz]… le da recuerdos al mandatario chino de parte del rey Felipe sexto, y de Juan Carlos segundo… S√≠, segundo. Morag√°s, sentado dos sillas a la derecha de Mariano, y despu√©s de haber visto cosas que no creer√≠amos m√°s all√° de Ori√≥n, no da cr√©dito, levanta una ceja y r√°pidamente hace llegar a Rajoy una nota en la que le habr√° puesto “¿pero est√°s tonto o qu√©? Juan Carlos era primero!!!!”. En la siguiente intervenci√≥n del inepto pol√≠tico mayor del reino, le repite el saludo al chino, esta vez diciendo Juan Carlos I, y Morag√°s ya pone cara de “Ese es mi Mariano”. Un viaje en el que aunque no nos lo creamos, ha cerrado acuerdos por 3.100 millones de euros… para alguno de sus amigos, claro. Un viaje que al coincidir con el del rey a EEUU, ha dejado los mandos de la moto de Espa√Īa a Sorayita (¡Mayday!¡Mayday!). Un viaje en el que, al m√°s puro estilo Ana Botella de spa en Portugal, Rajoy se ha evitado el marr√≥n in-situ de la dimisi√≥n del ministro ancho de cejas y estrecho de mente Gallard√≥n. Una renuncia que ha hecho temblar los cimientos de la retrocracia m√°s casposa que se ha sentido traicionada… hasta el punto de que los pro-vida se levantan, parad√≥jicamente, con el pie izquierdo y pretenden crear un partido pol√≠tico como alternativa para no votar al PP, partido putrefacto por la perversi√≥n dial√©ctica del lobby gay denunciado por el obispo Reig Pla, Bendita la hora en que los derechudos se disparen al pie, al m√°s puro estilo Froil√°n (que, por cierto, tripitir√° curso… vaya tela), para regocijo de la nueva izquierda, en lo que todo apunta a un cambio del panorama nacional (con consulta catalana o sin ella).

Y, entonces, ante tal desprop√≥sito, necesitaremos olvidar todas estas pazguatadas peperas. Ser√° necesario por nuestra parte un alarde de clemencia senil colectiva sin precedentes para que con todos los antifacha remando en la misma direcci√≥n podamos restablecer cuanto antes el estado de bienestar, o algo parecido a lo que ya ten√≠amos. Incluso, siendo so√Īadores, tratando de dinamarquizarnos, alemanizarnos o escandinavizarnos… ¡ay!¡qu√© bonito es so√Īar!

domingo, 21 de septiembre de 2014

Escoc√≠a… y escoci√≥.


I´m sorry. No pude aguantarlo. Sin √©pica ni ret√≥rica de por medio, la madrugada del jueves al viernes me dispuse a asaltar cualesquier programa que estuviera hablando de lo que estaba pasando en la P√©rfida Albi√≥n. Apenas encontr√© un debate en la televisi√≥n p√ļblica con todo el coloquio sobre Escocia girando en torno a la soberan√≠a de Catalunya, cuando deber√≠a ser -como m√≠nimo- viceversa. Por eso, me incorpor√© y cog√≠ el port√°til para ver qu√© se coc√≠a por ah√≠ arriba. Entr√© en la web de BBC-Scotland y, despu√©s de cinco minutillos de adaptaci√≥n al acento bonito, pero jodidamente cerrado, empec√© a empaparme de lo que unos y otros se tiraban a la cara con todo el respeto del mundo. Algunos “hablando-de-su-libro” y otros dando datos. El moderador poco m√°s que s√≥lo interrump√≠a para dar paso a los diferentes centros neur√°lgicos cuando se hac√≠an p√ļblicas las cifras de tal o cual regi√≥n. 
En el estricto sentido de la votaci√≥n democr√°tica: todo un ejemplo de participaci√≥n (¡¡casi el 85%!!!). Si de algo no pueden quejarse los “perdedores” de Scotland, es de que la gente no haya votado. Brutal. Y, como ya he dicho, ejemplar. Basta ver las √ļltimas participaciones en Espa√Īa para darse cuenta de la mierda tan grande a la que pertenecemos, o nos han hecho pertenecer. Los escoceses han votado, con falda de cuadros o sin ella, con helado, whisky y caf√© o sin ellos, pero han votado. Innegable IMPLICACI√ďN para una decisi√≥n tan importante. Sab√≠an lo que se jugaban. En Espa√Īa, por ejemplo, en las √ļltimas europeas fue de un 43%. Algo que denota la paletada de una decisi√≥n de ese tipo es que aqu√≠ despu√©s de dos minutos de debate pol√≠tico, la conversaci√≥n acaba derivando en si el Bar√ßa jugar√≠a en la liga espa√Īola o no. Somos pat√©ticos. Los que tocamos la pandereta en la tuna de Europa. Los bufones. En Escocia han sido conscientes y conscientemente informados de lo que se estaba cociendo. Incluso, con la victoria del “NO”, se estableci√≥ un libro de ruta para conseguir ciertas secciones de autogobierno sin precedentes. A saber: gesti√≥n de las prestaciones para vivienda, pol√≠tica de integraci√≥n laboral, Bienestar. Sin embargo, reclamos como el petr√≥leo, las pensiones, Defensa o Exteriores permanecer√≠an en Londres.
En el estricto sentido de la independencia: NO. Con este refer√©ndum, los dirigentes brit√°nicos se han asegurado una generaci√≥n de conformismo porque ya nadie se va a sentir enga√Īado, oprimido, indefenso, magullado o cualquier otro calificativo que desprecie la esencia democr√°tica. Han permitido que la ciudadan√≠a decida qu√© hacer y, lo que es mejor a√ļn, un acuerdo previo al d√≠a-D (no confundir con d√≠a-da) en el que ambas partes se compromet√≠an a asumir el resultado de la consulta y trabajar despu√©s de ello por el bien com√ļn. Honor brit√°nico. Aqu√≠, no s√© qu√© me da que no va a ser posible ni lo uno, ni lo otro. En el hipot√©tico caso de que Catalu√Īa tenga el gustazo de celebrar la consulta de la manera que ellos quieren, seguramente la pregunta ser√≠a tan ambigua y vol√°til que dar√≠a grima hasta decir basta. Por eso el PP se escuda en la ilegalidad y en no modificar la Constituci√≥n para que el pueblo catal√°n sea soberano. No digamos ya de la presumiblemente imposible desanexi√≥n del Pa√≠s Vasco. Y eso que son muchas las cosas que diferencian ambos procesos del que ha tenido lugar en Escocia. Sin embargo, hay un hecho diferenciador que es precisamente el que ha permitido montar todo este tinglado: Escocia lleva perteneciendo al Reino Unido “s√≥lo” desde 1707 y bajo amenazas chantajistas por parte de Inglaterra de retirada de comercio, etc… En lo que aqu√≠ nos ata√Īe, y por razones geogr√°ficas, Pa√≠s Vasco y Catalu√Īa llevan uncidas bajo el yugo mon√°rquico y el vasallaje tanto tiempo que ni se considera relevante su √©poca independiente. En cierto modo, a los escoceses les ven√≠a bien estar tan en-el-culo-del-mundo para que nadie hasta ese momento se interesara por doblegarles. Catalu√Īa y Pa√≠s Vasco estaban en el lugar equivocado en el momento inoportuno.

Por √ļltimo, como curiosidad, para los que no anden muy duchos en etimolog√≠as y se llevaran las manos a la cabeza con las especulaciones de la Duquesa de Alba como plausible heredera al trono escoc√©s, el “Alba” de su t√≠tulo proviene precisamente de all√≠, ya que en ga√©lico “Alba” es “Escocia”.

viernes, 12 de septiembre de 2014

Emilio, apareció el Botín.


Cuando entras en el mundo de la penumbra resplandeciente, la m√°s √≠nfima de las turbulencias te parece catastr√≥fica. La ves venir, pero es como una torta en la cara. Es como “joder, otra hostia m√°s ¿cu√°ntas me quedan por venir?” Indefectiblemente, al rev√©s ocurre la inversa. Cuando has levitado sobre todo desde hace mucho tiempo, da igual que el mundo tiemble a tus pies, que t√ļ ni te inmutas. No te resientes. Ni siquiera percibes el hurac√°n provocado por la mariposa. Ninguna de las dos realidades deber√≠an ser concebibles, porque todos aspiramos a una vida plena y gozosa (que sea para todos igual) y sin embargo, es precisamente esa realidad que pretendemos la que no existe. Una l√°stima. Los distanciamientos temerarios y temidos entre ricos y pobres nos hacen recordar que nada es f√°cil. Incluso ni siquiera ser rico es f√°cil, se quejan los que lo son. A lo mejor es el stress que provoca esconder constantemente el origen de tu fortuna. Pero ser pobre es mucho m√°s dif√≠cil, y eso es lo que ellos no ven. Eso s√≥lo lo vemos los que estamos a medio camino entre pap√° y mam√°, entre la navaja de Ockham y la navaja suiza, ejem… Los que decimos acomodadamente “lo que yo har√≠a con el dinero de Fulano” y a la vez vemos que la amenaza de la exclusi√≥n nos rodea, y decimos “jo, cari√Īo, qu√© mal lo tienen que estar pasando Mengano y Zutana”… ¿Es ese el lugar que nos merecemos? Seguramente no. Pero es probable que mientras sepamos c√≥mo buscarnos las habichuelas, nos importe m√°s bien poco lo que les pase a Fulano, a Mengano y a Zutana. T√ļ suspiras por ser rico. Y sabes que nunca te har√°s rico siendo asalariado, sin embargo, te parece un lujo serlo… porque mira Mengano y Zutana. Son paradojas sociales de hoy en d√≠a. El cl√°sico “virgencita, virgencita, que me quede como estoy”. Mientras tanto pasa el tiempo. Y, tambi√©n parad√≥jicamente, tu odio hacia el objetivo aumenta, porque cada vez te identificas m√°s con Mengano y Zutana.
Si algo me est√° quedando claro en esta crisis es la eliminaci√≥n del gris. Se acab√≥. Game Over. Ya todo es blanco o negro. La Innombrable causante de todos los males hace enaltecer los sentimientos. Esos sentimientos intrincadamente espeluznantes que la psique manten√≠a hasta hace poco a raya, y cuyos masturbadores no permit√≠an vislumbrar desde fuera. Les “tocaban” un poco de vez en cuando y se manten√≠an tapados bajo el c√≥rtex. Latentes, pero tapados. Hoy eso se acab√≥. Todo el mundo elige un bando, para todo. El Alcampo o el ultramarinos del barrio, Messi o Cristiano, Sanidad p√ļblica o privada, cerveza o kalimotxo, el S√°lvame o los documentales de La2, Israel o Palestina, carne o “pescao”, USA o EI, etc… Como si de un nuevo mandamiento social se tratara: “Elegir√°s un bando y lo defender√°s hasta el fin”. Porque los masturbadores han muerto en el camino. Hoy en d√≠a se critica todo y a todos, porque el poder que ha adquirido la prensa permite coaccionar hasta el infinito y m√°s all√°. Crean expectativas basadas en humo, cigarrillos sin filtro que nos fumamos y luego pasa lo que pasa. Seg√ļn c√≥mo lo mires, o en qu√© bando est√©s, te asomas al abismo del caos que pintan las televisiones antigubernamentales o te meces en el jolgorio de las tergiversadoras de datos para que el gobierno no salga tan mal parado. De ti depende. Es as√≠, y lo sabes (que dir√≠a Julio Iglesias). Yo tengo suerte, porque nunca he tenido t√©rmino medio y les saco unos cu√°ntos a√Īos de ventaja a los que de repente se han visto abocados a elegir sistem√°ticamente para todo.

Para los que estamos en mi bando, no existe vuelta atr√°s. Necesit√°bamos un haz de luz arrojada sin florituras con datos reales. Los datos reales son indiscutibles. Los datos reales no dejan lugar a la duda. Y las evaluaciones de ellos son un√≠vocas. Evidencias objetivas que refrendan o desmienten las opiniones. Y ante la opini√≥n de que Fulano Bot√≠n ha conseguido poner al Banco Santander en el mapamundi, no podemos decir que no. Pero tambi√©n es cierto que el precio de sus datos de ascenso lo estamos pagando todos los que nos tapamos bajo el paraguas agujereado de la piel de toro, ante la lluvia de mierda -de √°guila y gaviota- que nos est√° cayendo porque su pol√≠tica de gesti√≥n ha sido gestionar la pol√≠tica, precisamente. Su empat√≠a con cualesquier partido pol√≠tico en el poder da para un par de caf√©s. Dicho eso, vemos que los datos proponen una redigesti√≥n por parte del Gobierno (que estoy seguro que ven, pero no pueden publicar por verg√ľenza torera), para poder parchear el paraguas y que el lugar al que Fulano Bot√≠n arrastr√≥ el mercado de valores y bancario en el pa√≠s tome algo de aire. Por favor. Lo necesitamos. La de la guada√Īa le visit√≥ a una edad m√°s que generosa. No dir√© que me da pena, porque mentir√≠a. Es m√°s, estar√≠a bien otro pase√≠llo de la Do√Īa para ver si limpi√°bamos esta pocilga en la que vivimos de alg√ļn que otro cerdo macho-alfa de los que pululan por ah√≠. A fin de cuentas, en el momento justo de su muerte, √©l seguro que no se acord√≥ de lo que ha hecho siendo rico, sino de lo que hac√≠a en su pueblo siendo un ni√Īo. Cuando no era ni la sombra de lo que lleg√≥ a ser, pero era feliz. No como Mengano Pujol y Zutana Ferrusola, que de ricos que son, son pobres. Se han pasado este mundo, su Need for Speed particular. Ahora que les han pillado con la versi√≥n pirata, tienen tiempo de explicar todos los trucos. La dignidad con la que acojamos los tortazos es lo que diferencia a los pobres de dinero de los pobres de alma. Los que nunca hemos sobrevolado la realidad, ya llevamos eso andado.