s√°bado, 31 de enero de 2015

El Sol de Grecia.

De la misma manera que algunos pens√°bamos “Ojal√° no pase lo que dicen las encuestas” cuando daban una y otra vez la mayor√≠a a los mismos, y habiendo constatado que la experiencia me dice que siempre se cumple, este a√Īo 2.015 ha comenzado con una inversi√≥n de papeles en Grecia que no hace sino alimentar la expectativa de que ocurra exactamente lo mismo aqu√≠. M√°s a√ļn, despu√©s de ver c√≥mo estaba la plaza de Sol de Madrid esta ma√Īana. 
Muchas lecturas, muchas m√°s de las que piensas. Demogr√°ficas, ideol√≥gicas, clasistas, progres, carcas, etc… De todas ellas, la que m√°s me gusta es la de los que menos ganas tienen de hacer lecturas, porque saben que van a tener que justificar lo injustificable y desprestigiar cualquier atisbo de cambio para que al menos los millones de aferrados seguidores (aka est√≥magos agradecidos) que tienen, les escuchen balsamicamente para seguir flotando en una burbuja con mucho m√°s cuerpo que la inmobiliaria, que ya es decir. Lo t√≠pico. El baile de n√ļmeros de afluencia que sacar√°n La Raz√≥n, ABC o El Pa√≠s. El “no lo van a conseguir”. El nosotros-a-lo-nuestro. Cambiemos alguna ley mientras no necesitemos a nadie para hacerlo. “Venga, dale mecha a la del 3+2 y que se jodan los pobres, que hasta que la modifiquen los rojos de Podemos se quedar√°n 30.000 sin poder estudiar”. 
No creo que me equivoque si digo que la situaci√≥n vivida hoy en Madrid ha hecho colapsar las mentes pensantes de los que graban videos con la misma credibilidad que desparpajo ante las c√°maras. Algo que nadie sabe mejor que ellos, pero que nunca reconocer√°n. No ven que cada paso que dan, se hunden un poquito m√°s. Que el chasquido de cada coletazo impuesto por el art√≠culo 33 suena a √ļltimo coletazo. Que no son capaces de admitir que perciben lo mismo que percibe el resto del mundo -literalmente hablando-. Es pat√©tico que la marcha de Madrid sea la entrada de canales globales como la CNN o la BBC entre otras y en Espa√Īa el Telediario que pagamos entre todos abra con las inundaciones. Quiz√° esas inundaciones sean el presagio del naufragio electoral que les espera.
Desde mi punto de vista, y a pesar de que todos piensen que hay que tener claros los conceptos ideol√≥gicos b√°sicos que quieras defender, hoy se ha visto que es un hecho que la mayor√≠a de gente de 40 a 60 a√Īos se siente “protegida” por el uso del sentido com√ļn (por muy peque√Īo que sea) que hace Podemos. Simplemente lo compara con lo que han hecho los dos partidos que han estado gobernando a los que todos ellos han votado por convicci√≥n o por castigo durante toda su pu√Īetera vida porque no cre√≠an que se pudiera hacer mejor, ni peor. Patientia in reguli nostri prima virtus est... pero al PP se le ha roto la paciencia de tanto usarla. La gente ha visto que esto ya no se sostiene. Es o-bli-ga-to-rio cambiar el rumbo. 25% de paro. 54% de paro juvenil. 30% de pobreza infantil. 400.000 desahucios. 1 Bill√≥n de deuda. Corrupci√≥n, hasta en la Casa Real. Rescate a la banca. Subida de impuestos. Sistema educativo tocado, por suerte todav√≠a no hundido. Justicia y Televisi√≥n manipuladas. ¿QU√Č M√ĀS NECESITAN LOS QUE LES VOTAN PARA VOTAR OTRA ALTERNATIVA (DE IZQUIERDAS O DE DERECHAS)?
Albert Einstein dijo una vez que la locura es hacer una y otra vez lo mismo, y esperar resultados distintos. A lo mejor hemos estado locos todos estos a√Īos al votar siempre a los mismos, y nos hemos dado cuenta de que ya no lo estamos.


s√°bado, 24 de enero de 2015

Desinflar la Globalización.


Enero 2015. La luz nos cuesta m√°s. El gas nos cuesta m√°s. La comida nos cuesta m√°s. El transporte p√ļblico nos cuesta m√°s. Y esa subida es ¿por qu√©? ¿Qu√© puto valor han a√Īadido a esas facturas para subir el precio de todo sistem√°ticamente a√Īo tras a√Īo? Ninguno. CERO. ¿D√≥nde va ese incremento porcentual que multiplicado por los millones de usuarios es un mont√≥n de dinero?¿En inversiones?¿Qu√© tipo de inversiones? ¡Ah! ¡S√≠!… Inversiones en descentralizaci√≥n de la producci√≥n, aka dejar sin trabajo a los que subes el precio hasta que puedas empezar a subirles el precio a los pa√≠ses en los que te instaurar√°s a medio plazo.
Cuando dicen que “la crisis pasar√° y podremos bajar los precios” quieren decir que van a jodernos la vida durante unos a√Īos a la vez que aumentan el nivel de vida en los pa√≠ses en v√≠as de desarrollo a los que se llevan el trabajo, y entonces cuando no puedan reducir m√°s los costes, empezar√°n a bajar los precios, pero precisamente empezar√°n a bajar los precios en esos pa√≠ses, y ya cuando consigan valores que consideren oportunos, veremos alg√ļn cambio notable. Ser√° demasiado tarde, a pesar de los esfuerzos de Mario Draghi. EEUU hizo lo que pretende hacer Europa ahora, y salieron de la crisis. Jap√≥n lo ha intentado, y est√° al borde de la recesi√≥n.
Bajo mi punto de vista, la pregunta es: ¿qu√© debemos hacer para que no nos pille el toro? No soy ni mucho menos experto en Econom√≠a (ni macro, ni micro, ni n√°), pero creo que el cambio empieza por darse cuenta de lo que necesitamos. Las multinacionales se est√°n autofagocitando para que les salga bien el numerito. Sacrificando puestos de trabajo m√°s o menos honrosos en pa√≠ses como el nuestro, pero dignos todos ellos. Que si Espa√Īa es el pa√≠s de la zona euro que m√°s ha crecido es porque no se puede seguir decreciendo sin que estalle una Guerra Civil. Por eso, est√°n content√≠simos en M√©xico, India, Brasil, China, Europa del Este, etc, etc, etc… Y no nos damos cuenta de que Espa√Īa est√° ya en ese grupo de pa√≠ses. Ya no somos 1er mundo. Ya no molamos tanto. Hemos vuelto a vivir sola y exclusivamente del turismo, y es precisamente ese sector el que seg√ļn los expertos marcar√° el ascenso  (if any) despu√©s de la inyecci√≥n de compra de deuda p√ļblica, tanto en puestos de trabajo creados como en aumento de salarios a los indefinidos. En definitiva, eliminar la precariedad laboral. Ahora bien, y tras lo o√≠do en la convenci√≥n del PP, mientras sigan mintiendo a todo el mundo, pensando que no nos hemos dado cuenta, mientras no vean que la percepci√≥n ya no es la misma que antes de la G√ľrtel, P√ļnica, Caja B… seguir√°n dando facilidades a las grandes empresas para que el despido libre sea lo √ļnico libre que dejen campando por la piel de toro. Porque si hablamos de libertad de expresi√≥n… ejem.

Independientemente de qui√©n gobierne, hay un per√≠odo indeterminado de tiempo en el que a pesar de sanciones a multinacionales, acuerdos entre gobiernos y pol√≠ticas medioambientales, los tres mundos conocidos que han dado como fruto la Globalizaci√≥n estar√°n dando vueltas en c√≠rculo sin tener muy claro d√≥nde est√° la salida. Las peores previsiones advierten que en poco tiempo el 1% de la poblaci√≥n mundial tendr√° m√°s dinero que el otro 99%. Eso es hinchar el globo. Un ejemplo gr√°fico: nosotros somos el aire que lo llena, y ellos el nudo que lo cierra. Futuro poco halag√ľe√Īo que tendremos que sobrellevar hasta que el sentido com√ļn nos obligue a hacer las cosas sin pensar tanto en las matem√°ticas financieras. 

s√°bado, 17 de enero de 2015

En Espa√Īa, “LePen” se dice “LeCrim”.


Se empe√Īan en no avanzar. En joder a los que queremos seguir progresando. Se empe√Īan en vivir en los 60, donde ellos estaban c√≥modos. Sus despachos, sus cortijos, sus entramados sociales. El amigu√≠smo, el servilismo, el quid pro quo. La felaci√≥n causa-efecto, perd√≥n, relaci√≥n. El sosiego acomodaticio de las altas esferas de la Administraci√≥n P√ļblica que pagamos entre todos. La aristocracia, la gen√©tica, la derecha rancia, el pedigree. Est√°n haciendo la valla del cambio de siglo XX al XXI cada vez m√°s alta para que nos quedemos estancados contra nuestra voluntad por el mero hecho de que ellos no quieren continuar. No aceptan un “no” por respuesta, precisamente porque hay un mont√≥n de gente que en lugar de callarse, otorg√≥ el “s√≠” (y que, esta vez, parece que de verdad se han sentido tan traicionados que no les va a votar. Veremos).
Insuflan aire viciado a la nueva ley de enjuiciamiento criminal (LeCrim) para retenernos como si fu√©ramos la nube nitrogenada que ha cubierto Madrid estos d√≠as. Tipifican como delitos lo que en otros sitios son libertades como quien no quiere la cosa. El aborto, las manifestaciones, las grabaciones… y les faltaba este “saltito”: las redes sociales. Seg√ļn he podido leer, desde hoy la @policia tiene voz y parte autoritaria para perseguir comentarios en Twitter y censurar hasta el punto que sea menester. Incre√≠ble, pero cierto. Tan s√≥lo una semana despu√©s de personarse en Par√≠s despu√©s de la peor vi√Īeta so√Īada en Charlie Hebd√≥, el presidente del gobierno tiene los santos cojones de aplicar un desproporcionado ataque a la libertad de expresi√≥n justific√°ndolo  diciendo precisamente lo contrario. De locos.
Una de las mayores incompetencias achacables a un pol√≠tico es ser pol√≠ticamente correcto. Rajoy es tan pusil√°nimemente correcto que no contenta ni a los conservadores del PP, ni a los centristas… con ese panorama, no podemos (jeje) esperar que tenga contentos a los que estamos ideol√≥gicamente fuera de su alcance. Algo as√≠ de perdido -incluso con GPS- est√° Pdro Snchz: queriendo parecer “s√ļper” intransigente con la corrupci√≥n, pero con 140.000 folios en Andaluc√≠a que le dejan con el culo al aire. Tanto es as√≠, que en el “y t√ļ m√°s” que mantiene peri√≥dicamente queda igual de rid√≠culo que el pepero de turno. 

El sector duro del Partido Popular va demasiado de la mano con Le Pen, y es algo que empiezo a valorar desde el punto de vista de la pol√≠tica de inmigraci√≥n, pero aplicada a √°mbitos como la Seguridad Social y la libertad de expresi√≥n que la impunidad que les da llevar 30 a√Īos viviendo de la pol√≠tica. Empiezo a pensar que tanto documental sobre el nazismo en La2 es para que los que lo vean piensen que “no estamos tan mal”. 

s√°bado, 10 de enero de 2015

Si Clodoveo, no lo creo.

N. del A.: Por favor, que les quede claro a los creyentes que a los que no creemos en nada, que salga Ortega Cano diciendo que él es muy creyente y que reza todos los días para que dios tenga en su gloria al bueno de Parra porque él iba tan a gustito nos provoca entre risa e indignación. #EsoEsAsí.
En Francia, en Europa, en Occidente, se llevan -nos llevamos- las manos a la cabeza. La barbaridad que supone pensar que ser fundamentalista es lo correcto, que ni siquiera se pueda pensar que me da igual que t√ļ sirvas lealmente a la deidad que alguien invent√≥ porque yo no soy esclavo de seres imaginarios en los que no creo. Se llame como se llame. Con un modus operandi absolutamente injustificable me gustar√≠a entrar a valorar por qu√© cojones se puede uno convertir en terrorista fan√°tico. Puede ser un odio adquirido con el paso de los a√Īos, aunque dada la juventud de los implicados lo descarto (esto no son respuestas a bullying adolescente). Puede ser la memoria hist√≥rica que a casi nadie deja limpia la conciencia, pero lo descarto porque en todos sitios cuecen habas… si vamos a los a√Īos posteriores al descubrimiento de Am√©rica podemos comprobar la forma de actuar de los conquistadores espa√Īoles y/o portugueses; que como aquello lo hicieron nuestros tatarabuelos parece que no fuimos nosotros los que exterminamos las creencias de civilizaciones sin tanta ambici√≥n expansiva, pero capaces de controlar la agricultura y el Espacio hasta hacer c√°lculos que a√ļn hoy nos sorprenden.
Profundizando un poco m√°s, el quiz es ¿por qu√© alguien perfectamente consciente de que nunca va a conseguir su objetivo convence a miles de mentes inanes para que luchen por ello? Es m√°s, ¿por qu√© hacerlo a pesar de que el 99,9% de las v√≠ctimas en el camino rindan cuentas a su mismo dios? Es incongruente. Y, sin embargo, a nuestros occidentales ojos ni siquiera en plena era de la informaci√≥n digital pueden ser capaces de demostrar fortaleza. Para ellos la Guerra Santa lleva existiendo un mont√≥n de a√Īos, mientras nosotros seguimos nuestras vidas esperando a que lleguen las vacaciones de turno para alimentar al monstruo bic√©falo consumocapitalista en tal o cual destino tur√≠stico. El garantismo reinante en Europa provoca el caos ante el m√°s m√≠nimo movimiento terrorista, pero lo cierto es que Occidente tiene los medios y la capacidad para acabar con cualquier insurgencia masiva a escala mundial que pueda producirse. Habitualmente, el problema se arregla con un “vamos a llevarnos bien, que para eso est√°n las Naciones Unidas”. Sin embargo, ¿qu√© pasa en la ONU cuando est√° la religi√≥n de por medio? Nada. Absolutamente nada. No se puede negociar con ellos porque desde su punto de vista los negociadores son infieles, as√≠ que a la m√≠nima que los de Al-Qaeda o el EI puedan, les aniquilar√°n a sangre fr√≠a, o caliente. Para ellos, el fin justifica los medios. Buscan la notoriedad difundiendo impactantes videos en internet degollando a alguien o retrat√°ndose con cabezas enemigas.
A finales del Siglo V, con el Imperio Romano de Occidente finiquitado ante las afrentas b√°rbaras del Norte, uno de los matrimonios de conveniencia de la √©poca entre el merovingio pagano Clodoveo y la cristiana Clotilde deriv√≥ en una petici√≥n constante por parte de ella para que se convirtiera al cristianismo. √Čl no estaba muy por la labor de creer en un dios √ļnico… hasta que un d√≠a, en la Batalla de Tolbiac contra los alamanes (s√≠, con “a”), con su ej√©rcito casi vencido no le quedan dioses paganos a los que rezar y dirige sus plegarias a Cristo prometiendo que si ganaba la batalla se convertir√≠a al cristianismo. El azar hizo el resto: una flecha alcanz√≥ de muerte al jefe alam√°n provocando la retirada de los suyos. Cumpli√≥ su promesa y por primera vez un rey pagano recib√≠a el bautismo (junto con sus guerreros) en Reims (Francia). Ese fue, de facto, el inicio de la uni√≥n del clero con la monarqu√≠a francesa… que perdur√≥ hasta el siglo XIX y que sirvi√≥ a Clodoveo para expandir su reino. A d√≠a de hoy, hay 70 espa√Īoles -o residentes en Espa√Īa- combatiendo en Siria, y se estima que 3.000 europeos, que luchan con armas en su mayor√≠a robadas al ej√©rcito iraqu√≠. Ahora bien, que haya c√©lulas infiltradas en Europa capaces de atentar como esta semana puede dar respeto, pero no tiene que darnos miedo. S√≥lo un golpe de azar como en Tolbiac puede hacerte caer. Esa es mi opini√≥n: estar en el lugar inoportuno en el momento inadecuado.

Como ateo que soy, lo √ļnico que no puedo dejar de pensar es c√≥mo se les puede convencer de que mientras nadie demuestre lo contrario, los dioses son una invenci√≥n humana. Le pese a quien le pese, los milagros y los castigos divinos NO existen. Ni los infiernos. Ni los para√≠sos… ni mucho menos sus v√≠rgenes. Que la obsolescencia de la religi√≥n en el Siglo XXI es tan grande que no sabemos c√≥mo explicarlo.