viernes, 24 de abril de 2015

X-Men. Los aliBiados del mal.


S.O.S. en Lampedusa.
Cuando te planteas escribir sobre algo que sabes que muy fácil de defender, tiendes a relajarte. Por eso, para activar esa desazón que llenaría las líneas de lamentos, es necesario montarte en el Google Earth y darle una vuelta para que otra perspectiva alumbre tu camino. Sería un necio si no mirase al mar Mediterráneo a la hora de hablar de las trágicas noticias que nos llegan; sin embargo, si bien es indispensable fijar la vista en los alrededores del islote mediterráneo de moda, considero que lo que realmente deberíamos hacer para entender un poco mejor sus historias es mirar de Norte a Sur.
Para simular el Google Earth, imaginemos que somos uno de los tres tripulantes de la Soyuz cuando va camino de la ISS. Imaginemos también que detenemos la cápsula en vuelo estacionario sobre el Mediterráneo, y que la orientamos para ver qué carajo hay en África desde el punto de vista no-geográfico. Acabamos de hacer un sencillo ejercicio de humanidad que parece mentira que las Naciones Unidas no sean capaces de recrear. Ahora que ya vemos África en toda su gigantesca magnitud, marquemos una X en cada conflicto que veamos que nos haría hacer salir de donde hemos nacido y crecido con mucha suerte, sin ningún tipo de miramiento y pagando el precio que sea. Sí, ese precio también: la muerte. Porque lo que quieres es irte de allí, es un cambio de registro que no te deja contemplar poder perder la vida por pura redundancia, ya que quedándote la pierdes seguro. Menos por menos es más.
Para empezar, tenemos la X del ébola. Afecta potencialmente a muchísimos millones de africanos y del pelo de a 10 norteños, entre ellos curas y sanitarios contagiados allí obviamente (salvo la #Anamatez que sufrimos en España, pero ese es otro tema). Si ya de por sí es algo que te acojonaría a la hora de pensar si marcharte o no, el hecho de haber podido perder a TODA tu familia hace que realmente creas que no existe ningún dios… si es que no habías dejado de creer ya tras las penurias pasadas hasta la fecha, y te irás. Cuando se trató en Españistán el caso de Teresa Romero, había contabilizados casi 5.000 muertos. Hoy se superan holgadamente los 10.500 decesos. Ojo, hablar de gente que llega a nuestras fronteras o costas huyendo del ébola es hablar de gente que CRUZA EL PUTO DESIERTO DEL SAHARA y/o la cordillera del Atlas… Con suerte, no sobrepasarás los 50ºC de máxima o no bajarás de los -20º de mínima… “Lo que quita el frío, quita el calor” ¿y si no tienes nada ni pa´ lo juno ni pa´ lo jotro?. Decidme: ¿qué mierda de lección le vamos a dar a alguien que se embarca en una desventura tal?
Por si la enfermedad no fuera suficiente castigo a la mala suerte de haber nacido allí en vez de aquí, puede que Boko Haram tenga pensado poner una X y destruir todo lo que pueda en un pueblo o ciudad de tu camino al que felizmente has llegado con intención de parar un par de días para ver si puedes descansar, e incluso comer, diciendo que ellos son los que molan, y que los demás son malos bichos. Por si fuera poco, no hace mucho han pensado que uniéndose con el Estado Islámico serán invencibles en su búsqueda de la Guerra Santa. Para ello, continuas provocaciones a Occidente en sentido testimonial, patrimonial y/o espiritual. Y te irás.
Pongamos otra X en los entornos económicos de todos esos países con riquezas únicas y paralelas. Países cuyos recursos son infrautilizados y se convierten en explotación y caciquismo, donde las multinacionales y las no-multinacionales se empachan a gusto con el pastel del que nadie más que ellos pueden comer, y cuyos baluartes tienen mucho que perder si no obedecen. A los que obedecer no va con ellos, porque creen en algo diferente, en dignidades e indignos, les da por mirar al norte y se van. Como tú te irías si pensaras que a ver porqué de repente el dinero lo puede todo, si hasta hace bien “poco” los seres humanos iban en pelotas por ahí. 

Para el camino de Santiago dicen que lo correcto es llevar un 10% de tu peso en la mochila para no pasar muchas penurias. Echad un vistazo a la mochila de todos esos peregrinos y decidme si a lo mejor ellos llegan siquiera al 10% del peso de su mochila. Un drama. Normal que se sientan aliBiados llegando a la costa donde pagarán como sea el dejar de pisar África y quién sabe si cualquier tierra… Para ellos Libia es con “V”, de aliviar. De victoria. De vida. Aunque después encuentren la muerte.

viernes, 17 de abril de 2015

Pasando el Rato.

Debería haber entrado al coche esposado... pero no.
Otro trato más de favor.
  1. Gente que confunde Suiza con Suecia, argumentar con gritar y botar con votar.
  2. Gente que sabiendo perfectamente lo que es cada cosa, lo hace mal a sabiendas.
  3. Gente que no sabe de donde le vienen las hostias, pero se limita a decir “Caca, culo, pedo, pis” porque así al menos la gente se reirá.
Es el marketing de los jetas, los aprovechadores de los conseguidores. Esas personas de las que usted me habla… Esos ridículos consejos que agravan todavía más la situación, convirtiéndolos en ignominia. Sandeces bendecidas por los palmeros de turno que necesitan llevar el pan a casa y cuya dignidad se va por el desagüe cada vez que se lavan las manos antes de comer. Podríamos pensar que es necesaria una regeneración, pero, ¿es realmente necesaria?¿Estamos interesados en que se cambie el sistema o sería mejor marcharse de aquí y cerrar la puerta?¿Seríamos capaces de absorber todo el impacto que generaría dejarnos de “presuntos” y actuar de facto? Creo que no. Y nos da tanto vértigo servir a la sociedad que actuamos de la manera más española posible: “ese marrón, que se lo coma otro”.
¿Os habéis parado a pensar en la catástrofe que nos está llevando al colapso? O en qué pensará la comunidad internacional cuando se habla de España, o lo que pensarán nuestros hijos y nietos cuando lo estudien dentro de 50 años (“¿nuestros padres eran gilipollas o qué?”). Un puto exdirector del FMI, tercer hombre más poderoso de los más de 7.000.000.000 de personas que lo habitamos -sin contar a DiCaprio y Kate Winslet en Titanic-, ha resultado ser presuntamente un “asunto particular” (según Sorayita) de una de esas personas normales. No me jodas… que encima nos quedan 705 amnistiados más por conocer. Y nos intentan vender encima que la realidad es otra, que esos son solo unos pocos, que lo son, pero de una notoriedad tan grande que nos hace quedar a los anormales como auténticos imbéciles. Sinceramente no acabo de imaginar qué tienen que hacer los integrantes de un partido político para que sea ilegalizado. Si se ilegaliza un partido con gran afinidad a delitos de terrorismo “de campo”, ¿qué pasa con los partidos cuyos miembros se rebozan en un campo minado de  billetes de 500€ fruto del terrorismo económico? Alguien debería decir al PPSOE que a reírse se vayan a la casa de su madre, cuando vuelva de trabajar.
Está claro que da igual lo que hagan. Está claro que les van a seguir votando. Está claro que todo seguirá oscuro. Señores de C´s, de Podemos, de IU, incluso de UPyD, la única manera de cambiar esto no es convencer a los indecisos, ni dorar la píldora a los que están hartos de ellos y se van a cambiar de partido motu proprio. La única manera de cambiarlo sin que puedan achacar nada a nadie es aumentar la participación electoral convenciendo a los ciudadanos de que, si realmente están hartos de toda esta pandilla de hijos de puta, voten. Porque si no, seguiremos igual. Los pírricos índices de las últimas europeas no son nada halagüeños aunque sí que es verdad que suelen ser menos “atractivas” que el resto, por eso creo que debería centrarse el esfuerzo en no discutir con sus palmeros cuando van a las tertulias, sino mirar cara a cara a la cámara y preguntar a los que están en casa: “¿Está usted harto de ellos?¿Voto usted la última vez?”. En programas con varios millones de espectadores de audiencia, alguno habrá que se de por aludido. Y si se dispone de capital, encargar una encuesta a Metroscopía, Sigma Dos o cualquiera de cierta entidad que permita pulsar el espectro de qué gente es el destinatario de esa captación.
Eso sería un triunfo de trascendencia: moral y físico. Empowerment del bueno. Demostrar el músculo aprovechando el descontrol de ambos grandes partidos. Uno de ellos viendo desfilar a dirigentes como elefantes en una cacharrería mediática y el otro viendo cagarla a los suyos en el hemiciclo con cosas anecdóticas, pero que prevalecerán per secula seculorum. 

  1. Espectador medio de cualquier programa de entretenimiento de la telebasura, mayormente de Mediaset. Incluso confunden botar con votar, quizá por eso no lo hagan.
  2. Político medio cuyo ayuntamiento, autonomía o país ha sido convertido en un cortijo tal, que las actuaciones ilícitas son lo habitual.
  3. Presidente de gobierno con menos carisma que ese amigo de la cuadrilla que dice “venga, vamos a este mismo” y nadie le sigue.

jueves, 9 de abril de 2015

Deshacer castillos en el aire.

Las compañías (matriz y filial) siguen
de luto tras el siniestro
Han pasado dos semanas y se sigue dando vueltas a lo más reseñable de la tragedia de los Alpes: el copiloto… con todo el mundo dando lecciones en las RRSS sobre psiquiatría después de haberlas dado de aeronáutica. Si cobrasen por cada opinión que tuiteamos sin tener ni idea de lo que hablamos, otro gallo cantaría. Estamos en el siglo de la Información, pero se nos está olvidando que el nivel de desinformación es directamente proporcional. El verdadero sentir de los periodistas viendo eso tiene que ser una mezcla de “¿para qué cojones he ido yo a la facultad?” y “¿a qué facultad fueron todos esos?” - de la misma manera que habrá quién piense que a ver por qué algunos escribimos sin ser licenciados -. Lo cierto es que nos ha tocado esta realidad y no podemos hacer nada que nos abstraiga de ella sin que nuestro entorno nos tache de tarados.
Así las cosas, se necesita un poquitín más que un smartphone para poder decir que “el sistema de selección de pilotos ha quedado retratado” o “¿no deberían centrarse más en lo psicológico que en lo físico?”. Concretamente, se necesitan dos dedos de frente. Y digo esto porque las dos suposiciones que he puesto como ejemplo las hizo una periodista con aproximadamente 25 años de experiencia. Por supuesto que se puede opinar, pero de ahí a cuestionar el detalle de un proceso de selección masticado durante décadas por los mejores técnicos del mundo, va un trecho. Ahí está el matiz: puede no gustarte, pero no lo cuestiones porque no tienes ni pajolera idea de porqué y para qué se hacen las preguntas en los tests, y no digamos ya de qué “peso” tienen en la evaluación de los doctores. Mi admiración para el piloto de avión que recibió esas dos perlas a pecho descubierto en una tertulia en directo y no sólo aguantó sin marcharse, sino que las toreó como pudo. Sí que es cierto que los periodistas de marcada derecha tienen ese aire de grandeza cuando les da por disertar delante de una cámara, cuando les bailan el agua los tertulianos que llevan, cuando creen que el programa que dirigen es lo que es por ellos y no por el equipo que les rodea, cuando tantas y tantas cosas que afortunadamente estamos dejando de ver todo lo a menudo que les gustaría. Espero que no me echen en cara reprobar esa falta de humildad que desprenden sin quererlo por llevar la mochila llena de entrevistas a personajes insignes de otro tiempo (y de este).

Lo cierto es que en estas dos semanas tragiquérrimas para las familias afectadas (incluida la del Sr. Lubitz) he leído y visto de todo. Indemnizaciones, privacidades, seguros, cajas negras, puertas bloqueadas, perfiles psicopáticos, etc… pero en lo que explícitamente se refiere a Lubitz, no doy crédito. Lo último, en El Mundo y con fuentes policiales, que el copiloto podría haber usado laxantes para que el piloto se viera obligado a salir de la cabina. Lo penúltimo, en un blog, que en realidad fue un accidente, que el avión ya bajaba cuando se quedó solo, que es imposible saber si estaba sólo, y mucho menos oír la respiración y que no lo veremos en las teles ni los periódicos, pero Andreas es una cabeza de turco de un sistema que hace lo posible para que la aerolínea no cierre y el juez no tenga demasiado trabajo a la hora de decidir “¿cómo?¿cuándo? y ¿por qué?”. Nos queda mucho camino por recorrer para que la vilipendiada transparencia del fiscal en las horas posteriores al suceso tenga un calado social lo suficientemente fiable como para no exista la duda. Un dato. Una evidencia. Algo que tenga los cojones suficientes como para hacernos no-creer en la desinformación -por sumisión o supresión periodística- de la que hablaba en el primer párrafo. Sinceramente, para el informado de a pie, es difícil formar una opinión con un universo tan grande de artículos, opiniones y vestigios de ideologías que adoran el sistema o lo desprestigian de manera flagrante con un único perjudicado: el propio sujeto informado. No puedo dejar de pensar en que la responsabilidad de informar sobre una tragedia de este calibre es igual de grande que la responsabilidad de juzgar oficialmente “¿qué pasó?” o la de ocultar información relevante a la audiencia por el hecho de no coaccionar al gran público sobre lo que fue o lo que pudo ser.

martes, 7 de abril de 2015

1er ANIVERSARIO DEL HOMBRE DE ANCHIANO.

[N. del A.: Coincidiendo con el primer año de vida de mi identidad virtual, me apetecía re-publicar esta la primera entrada del blog en abril de 2014. Nótese lo poco que ha cambiado España en este año]

Ritual de iniciación.

        - Bienvenido a la blogosfera. ¿Qué te trae por aquí, Leonardo?
- Bien hallado, espero. Me trae la curiosidad. Ya... mató al gato. Pero no tengo miedo.
- De acuerdo. Como ritual de iniciación, de eso se trata Leonardo. Escribe sin miedo y ya veremos en qué acaba todo esto.
- Vale. Haré lo que pueda. Gracias.

Tal es mi ineptitud en este mundo bloguero que necesito empezar con un pie que rompa el hielo. Lo único que pretendo es ver si es posible hacer algo útil con el sentido común que de manera pretenciosa me asumo. Creo que necesito un espacio donde poder almacenar las "cosas" que se me pasan por la cabeza y que dentro de muchos años mi mente probablemente no recordará. Imagino que me hará sentir culpable, o víctima. El tiempo lo dirá.

Ayer hubo en Chile un terremoto de grado 8,3 en la escala  Richter, repito: 8,3!! Eso debe ser como El Niño, La Niña, y el Espíritu Santo juntos. Esa desgracia me ha hecho ver que realmente tenemos suerte aquí. Inmensa suerte de no haber nacido en zonas influenciadas por la tectónica de placas, o desiertos, o huracanes, o parajes gélidos.

Existen dos tipos de convulsión. En Chile ha sido Física. En España ha sido, es y será Psíquica. Llevamos siglos lastrados con esa convulsión psíquica que nos provoca el "no ser el tonto", el ser jetas, el estar siempre maquinando cosas que en otros lugares ni siquiera conciben. Así nos va. La Teoría de la Picaresca me da la impresión de que, por fin (y no sé si decir "ya era hora"), nos está haciendo pagar un precio muy alto. Más vale tarde que nunca. Está tan extendida que alcanza a cualquier estrato social en este país.

En la parte de abajo de la pirámide, los gremios no cobran el IVA, por la única razon de que los clientes piden no pagarlo. Se estampan coches para cobrar el seguro... Total, me van a cobrar lo mismo, por lo menos que gasten.

En la parte media, el funcionariado de los pueblos está contento de que su amigo fulano le pida un favor porque sabe que algún día, a cambio, le reportará algo. Aunque sean unas morcillas o un par de días de carné de socio para ir al campo a ver a su equipo del alma.  Resulta curioso ver el "Personal e Intransferible”.

En la parte alta, el dispendio es impune. Se saben amparados por las leyes que ellos mismos o sus amigos crean, para poder hacer la mayor barrabasada imaginable. Adjudicar, expropiar, recalificar, enchufar, estafar, etc... 

En la parte más alta. La noble. La que todos pensábamos que no necesitaba de eso, porque viven una realidad distinta, paralela... Ha resultado ser tremenda y presuntamente falso, e incluso el Rey y su familia tienen ropa que guardar a los ojos del gran público.

Es un círculo vicioso. La parte baja se justifica diciendo que las partes media y alta también lo hacen. Las partes media y alta se justifican diciendo que ya que están ahí, sería de tontos no hacerlo, y que cualquiera de la parte baja también lo haría. Lo peor es que es cierto. El trinque supino con el que algunos se enriquecen es vergonzante. De la parte noble no digo nada, porque su realidad es paralela, y para lelos. No entiendo la defensa de la derecha retro a la monarquía. Con todos mis respetos, la monarquía de España se ha convertido en un feudo. Monarquía es algo parecido a lo que tienen en el norte de Europa, donde se conforman con lo que el pueblo les da "por ser vos quien sois". Aquí no, aquí tenían que rebasar la línea de la confianza y empezar a rentabilizar aún más su status. Que les vaya bien, pero en otra vida.

Entre tanto que escribo esto, la convulsión Física de Chile arroja datos ya estremecedores. Esa convulsión es la que hay que temer, porque no la controlamos. La Naturaleza nos supera, una y otra vez. Nos esconde la pelotita, y sin darnos cuenta nos sopla el billete. La diferencia con la convulsión Psíquica es que los que interesadamente profesan la picaresca son los que nos tienen que temer a nosotros. Gente de bien. El 22M fue una buena manera de decir "aquí estamos", sin embargo, se están encargando de que no trascienda como tal.


Fin de la cita.